EFEMÉRIDES, 26 de Octubre – Tauromaquia

63

GALLARDO.- Toro de Juan Pineiro, lidiado en Zaragoza el 26 de octubre de 1862. Al darle una estocada Joaquín Gil Pereira (el Huevatero), quedó en la cuna, siendo lanzado luego al aire y recogido tres veces, resultando con dos cornadas, una de ellas le destrozó el intestino y la vejiga, falleciendo a consecuencia de ello al día siguiente. Toreó ese día mano a mano con Manuel Pérez “El Relojero”.

El espada sevillano Antonio Arana y Carmona “Jarana” confirmo la alternativa en Madrid el día 26 de octubre de 1890. Alternó y, por tanto fue su padrino, con Luis Mazzantini de cuya ganadería fueron los toros a lidiar, debutando como ganadero en la plaza de la capital.

En Córdoba se celebró una corrida de toros patrocinada por la Mutua Benéfica del Cuerpo de la Policía Armada y de tráfico, el 26 de octubre de 1952. Se lidiaron toros de Enriqueta de la Cova y en el primero, Bastonero nº 36  recibió la alternativa el espada cordobés, natural de Pedro Abad, Facundo Rojas que fue ovacionado en sus dos toros. El padrino fue Rafael Vega de los Reyes “Gitanillo de Triana” que estuvo desafortunado y escuchó los tres avisos en su segundo. Enrique Vera, que había tomado la alternativa esa mañana en Jaén, fue el testigo y escuchó dos ovaciones.

Facundo Rojas recibe los trastos de manos de Gitanillo 

El torero madrileño Fernando Robleño se anunció para matar seis toros como único espada el 26 de octubre de 2002 en Mejorada del Campo (Madrid). Los toros llevaron el hierro de El Quintanar y Robleño salvó el compromiso con solvencia y oficio y salió a hombros de los aficionados después de cortar una oreja al tercero y las dos al quinto; en los otros toros escuchó fuertes palmas.

Robleño en un redondo

El 26 de octubre de 2008 se celebró en la Plaza Vicente Segura de Pachuca (México) la alternativa del mexicano Octavio García “El Payo”. Se lidiaron toros de Fernando de la Mora y el primero, anunciado como Tauromágico nº 36, cárdeno, le fue cedido por Morante de la Puebla en presencia de Ignacio Garibay y Sebastián Castella. Un toro noble pero falto de raza por lo que “El Payo” solo pudo recoger una ovación desde el tercio. Morante y Castella dejaron detalles de su tauromaquia resultando triunfador Garibay que salió a hombros tras cortar tres orejas.

Momento del doctorado de El Payo