EFEMÉRIDES, 30 de Noviembre – Tauromaquia

55

El 30 de noviembre de 1734 se recogió a un niño en la puerta de la Casa Cuna de Cádiz  que comenzó de muy niño toreando en cuadrillas de becerristas; se anunció en los carteles como José Cándido Expósito. Fue padre del, también torero, Jerónimo José Cándido. Tomó la alternativa en Madrid el 25 de mayo de 1756 siendo su padrino Diego de Álamo “El Malagueño” y el testigo Juan Estreller. Fue de los más famosos de su tiempo. Toreando en El Puerto de Santa María (Cádiz) el 23 de junio de 1771 cayó al hacer un quite a un banderillero y el toro le empitonó atravesándole el riñón falleciendo a los pocos días. Su hijo Jerónimo José Cándido también fue un afamado matador de toros.

En la localidad guipuzcoana de Eibar nació, el 30 de noviembre de 1893, Pedro de Basauri y Paguaga que se anunció en los carteles taurinos como “Pedrucho de Eibar”. Fue también actor de cine. La alternativa la recibió el 2 de septiembre de 1923 en la plaza de toros “El Chofre” de San Sebastián siendo Julián Sainz Martínez “Saleri II” el padrino de la ceremonia. El festejo se suspendió tras matar “Pedrucho” el toro de su doctorado por el fuerte aguacero que cayó.

Pedrucho de Eibar dando la vuelta al ruedo

Dos orejas se cortaron en el tercer festejo de la Feria de Quito (Ecuador), el 30 de noviembre de 1998. Los toros llevaron el hierro de Carlos Manuel Cobo componiendo la terna César Rincón que cortó la oreja al primero en salir al redondel, Saltón nº 47; en el cuarto, Pampero nº 53 fue ovacionado. José Luis Cobo, hijo del ganadero saludó al concluir sus faenas a los toros Labrador nº 37 y Cantinero nº 52  y cerró el cartel Miguel Abellán que fue premiado con la oreja del tercero, Relicario nº 50 y una ovación en el sexto, Sandungo nº 49.

Miguel Abellán, triunfo en Quito

El 30 de noviembre de 2010 falleció el ganadero portugués Luis Jorge Ortigão Costa, en la localidad de Azambuja (Portugal).

Ortigão Costa, ganadero portugués

El 30 de noviembre de 2013 se anunció en Latacunga (Ecuador) un festejo de cuatro toros de Triana que lidiarían, mano a mano, Enrique Ponce y David Fandila “El Fandi” que tuvo que actuar en solitario por una indisposición de Ponce. El torero granadino formó un verdadero alboroto sobre todo en los tercios de banderillas sobresaliendo la lidia de Cobito nº 249 del que consiguió el indulto. Con los máximos trofeos simbólicos y otra oreja cortada al primero, salió a hombros por la puerta grande acompañado de José Luis Cobo, ganadero y empresario.

El Fandi, espectacular con las banderillas