EFEMÉRIDES, 4 de Octubre – Tauromaquia

73

BUFANO.- Toro de la ganadería de don Félix Gómez, divisa azul turquí y blanco. La vacada  pasta en la finca “Los Camorchones” en Colmenar Viejo (Madrid). Fue lidiado en Madrid el 4 de octubre de 1866. Enganchó a Salvador Sánchez (Frascuelo) en el momento de saltar la barrera, sacándole del derrote al redondel, sin otras consecuencias que el susto.

Hierro de la ganadería del colmenareño Félix Gómez

Rafael Molina “Lagartijo Chico” se despidió de los toros el 4 de octubre de 1908. Su último festejo fue en la plaza francesa de Nîmes con toros de Fernando Parladé alternando con Rafael González “Machaquito”.

Fotografía de estudio de Lagartijo chico

El espada mexicano Antonio Velázquez, confirmó la alternativa en la plaza de Las Ventas de Madrid la tarde del 4 de octubre de 1945 en una corrida organizada por la Asociación de la Prensa. Actuó de padrino Rafael Albaicín que le cedió el toro Fuentecillo nº 88 de la ganadería de Vicente Charro en presencia de José Martín Vázquez que hizo de testigo.

Antonio Velázquez portada de revista

El 4 de octubre de 1964, fallece en su casa de Madrid, en la calle General Mola nº 3, el torero Manuel Mejías Rapela “Bienvenida”, apodado en su día “El papa negro”; fundador de la dinastía que popularizó el apodo “Bienvenida” en sus hijos, Manuel, Pepe, Antonio, Ángel Luis y Juan. Contaba con 80 años de edad.

Bienvenida, el Papa Negro

El festejo anunciado en Úbeda (Jaén) para el 4 de octubre del año 2001 quedó en un mano a mano al presentar un parte médico el diestro Morante de la Puebla. Con cuatro toros de Los Guateles y dos de Salvador Domecq hicieron el paseíllo Enrique Ponce y Juan Serrano “Finito de Córdoba”; ambos salieron a hombros de la plaza. Ponce fue ovacionado en el primero y les cortó las dos orejas al tercero y quinto. Finito fue ovacionado en el segundo, se silenció su labor en el cuarto y cortó las dos orejas y el rabo al extraordinario sexto, Sombrerero nº 4 que fue premiado con una merecida vuelta al ruedo.

Finito de Córdoba en un tentadero