El Plan de Pobreza Energética de la Junta llega a un total de 3.455 personas de la provincia de Toledo

0
61

Dentro del Plan de Pobreza Energética puesto en marcha por el Gobierno de Castilla-La Mancha, durante el pasado año los Servicios Sociales de Atención Primaria de la provincia de Toledo han realizado un total de 915 intervenciones, que han beneficiado a un total de 3.455 personas, de las que más del 48,3 por ciento son menores.

Así lo ha avanzado el delegado provincial de Bienestar Social, Francisco Armenta que ha realizado un balance de los resultados del Plan de Pobreza Energética en la provincia de Toledo durante 2020. “Un Plan que se puso en marcha en 2016 y que fue pionero en toda España para ayudar a las personas y familias que tuviesen problemas de pago de suministros energéticos y una Plan que durante este año 2020, además, ha garantizado la dignidad a las personas, especialmente en un momento tan complicado y con las circunstancias tan difíciles de la pandemia de la COVID-19”, ha puntualizado Armenta.

Tras recordar que la normativa estatal sobre el bono social y otras medidas de protección a los consumidores más vulnerables entró en vigor en noviembre de 2017, Armenta ha desglosado los resultados de las diferentes medidas de apoyo que se contemplan en el plan durante el pasado año en la provincia de Toledo.

Este Plan regional contiene cuatro vías de actuación que van desde las ayudas económicas para el pago de recibos, a las ayudas para cofinanciar el 50 por ciento de la factura en suministros con bono social concedido a consumidores en riesgo severo de exclusión social, así como las ayudas de ‘Emergencia Social’ y las medidas y gestiones que se han de llevar a cabo para prevenir los cortes en los suministros o facilitar su reposición.

Para el desarrollo de este Plan, el Gobierno regional ha suscrito acuerdos con Cruz Roja, que es la entidad encargada de gestionar las ayudas económicas, así como se han llegado a acuerdos con empresas suministradoras de gas y electricidad de la región, concretamente Iberdrola y Gas Natural, con el fin de evitar cortes de suministros energéticos por impagos, así como la reposición del suministro en 24 horas en el caso de que se hubiese producido el corte.

Ayudas económicas

El delegado provincial de Bienestar Social ha desglosado el resultado de las diferentes medidas articuladas en este plan durante el pasado año en la provincia de Toledo.

Así, ha indicado que se han abonado un total de 821 ayudas económicas de pobreza energética, para lo que el Gobierno regional ha destinado algo más de 123.000 euros. Estas ayudas a estas familias vulnerables de la provincia han beneficiado a un total de 3.239 personas, de las que 1.606, prácticamente el 50%, son menores.

Asimismo, Armenta ha destacado también que, de las 821 ayudas concedidas, 574 son de unidades familiares que accedían por primera vez a las mismas, mientras que las 247 unidades familiares restantes ya habían recibido la ayuda también en el año 2019.

Paralización del corte de suministros energéticos

En la provincia de Toledo, un total de 77 hogares se han visto beneficiados de los convenios con las compañías suministradores, de modo que se ha intervenido y evitado el corte de suministro en 62 hogares y se ha repuesto el suministro en 24 horas en otros 15 domicilios.

El delegado provincial de Bienestar Social explicaba que “con estas actuaciones hemos evitado evitar que 173 personas, de las que 57 eran menores, se hayan quedado sin suministros energéticos o que se les haya repuesto.

En este contexto, Armenta explicaba que en la provincia “hemos concedido 17 ayudas de emergencia social tramitadas en relación a las paralizaciones y reposiciones de suministro, lo que ha beneficiado a 43 personas, de las que 9 son menores”.

Por último, Armenta ha indicado que, desde la puesta en marcha del Plan, en nuestra provincia un total de 26.227 personas se han beneficiado de estas ayudas y medidas “con las que queremos garantizar que ningún hogar se quede sin suministros energéticos” y ha subrayado “el firme compromiso social del Gobierno de Emiliano García-Page con las familias y personas más vulnerables”.