Inés María Cañizares Pacheco, candidata de Vox a la Alcaldía de Toledo

309
Inés María Cañizares Pacheco, candidata de Vox a la Alcaldía de Toledo, es diputada nacional en la actual legislatura.
P.- Desde su punto de vista, el mandato que concluye ha sido ¿positivo o negativo? ¿Por qué?

R.- En el mandato que concluye y también en el anterior, han hecho muchas propuestas electorales y, si las reunimos todas, pues son muchas más las que no se han cumplido que las que se han cumplido. Yo creo que la ciudad ha avanzado poco en cuestiones como el río Tajo, que cada vez está en peor situación. Las infraestructuras han empeorado, porque sabiendo desde hace 16 años el traslado del Hospital ‘Virgen de la Salud ‘al Polígono, pues no se han previsto los accesos y estamos sufriendo embotellamientos. Estamos viendo cómo la seguridad en los barrios, como el Polígono y Palomarejos, se está deteriorando. Los vecinos tienen miedo, porque han ocurrido muchos incidentes, y concretamente un asesinato hace un par de meses. El balance desde luego no lo veo positivo para los ciudadanos.

P.- ¿Qué características debería tener el POM que se aprobará el próximo mandato?

R.- Las propuestas de Vox son razonables y de sentido común. Toledo es una ciudad que ha crecido de manera desordenada y dispersa. Eso ha provocado agujeros negros entre los barrios y lo que hay que hacer es comunicar esos barrios y completarlos con construcciones; en algunos casos serán dotacionales o terciarios, y donde se pueda, viviendas, para intentar que sea una ciudad compacta. La planificación no es pensar que hay que construir 20.000 viviendas más, sino utilizar las que ya hay. En lugar de plantearnos nuevas viviendas en nuevos barrios, que van a requerir de nuevos servicios públicos y, por tanto, cobrar más impuestos a los toledanos, vamos a aprovechar todas esas viviendas que tengamos disponibles, que con una buena reforma y una buena rehabilitación, puedan perfectamente salir al mercado tanto del alquiler como de la venta. Una vez que se agoten esas viviendas, se piensa cuáles son los lugares idóneos, siempre para compactar la ciudad, en la que se pueden construir más viviendas.

P.- En Toledo hay alrededor de 3.000 personas que demandan una vivienda pública y una polémica importante con las viviendas sociales. ¿Qué medidas tomaría para facilitar el acceso a una vivienda?

R.- Estas acciones habría que acometerlas también por barrios. En el Casco Histórico el Ayuntamiento, a través del Consorcio y de la empresa municipal de la vivienda, podría empezar a trabajar con los propietarios de las viviendas vacías y ponerlas en el mercado del alquiler para dar respuesta a todas esas personas que lo necesitan, utilizando inversiones y capital privado para su remodelación. También, hay que revisar qué viviendas hay a medio construir o a medio terminar, y ver si, efectivamente, con algún programa que tengamos de fondos disponibles se puede llevar a cabo. O instar a la Junta, que facilite esas viviendas, en algunos casos vivienda social, y en otros casos para personas que quieren una vivienda y no se les da respuesta.

P.- ¿Cuál es su modelo de plan de movilidad urbana sostenible?

R.- Hay que rediseñar todas las líneas de autobuses, tanto en número de autobuses como en frecuencia, para dar un servicio real a los ciudadanos, porque son líneas que están diseñadas con una mentalidad de los años 90. No podemos tener un intercambiador de autobuses en Zocodover. Para eso tenemos una zona recién arreglada, como es la del Granadal, al lado de la estación de autobuses, que está comunicada con el remonte de la escalera mecánica y ahí, precisamente, se podrían rediseñar las líneas de autobuses, para hacer el intercambiador y que personas que vengan desde cualquier punto de Toledo y tengan que hacer transbordo de línea para desplazarse a otro lugar lo pueda hacer desde ahí. Y desde allí, saldrían lanzaderas hacia Zocodover, solo para las personas que quieran ir al casco. Esto disuadiría a muchas personas de coger su vehículo para desplazarse por la ciudad.

P.- A diario hay atascos en la ciudad. ¿Qué propuestas tiene para solucionarlos?

R.- En primer lugar, antes de que se hubiese abierto el Hospital Universitario era necesario haber acometido la obra de los accesos, porque al final se convierte en un cuello de botella, igual que sucede en el Centro Comercial ‘Abadía’, que también es miedoso lo que ahí pasa. En el Polígono ocurre exactamente lo mismo, a la salida del trabajo en el hospital se produce un embotellamiento enorme. Hacen falta infraestructuras para descongestionar. Una forma sería comunicar el Polígono con Azucaica, por una vía convencional o por un puente, eso ya lo tendrían que decir los expertos, qué vía es más rápida, más económica y más eficiente. Y luego tendríamos ese tercer carril; habría que instar a las administraciones para que, de manera inmediata, lo ejecuten. Y todo eso sumado a un transporte público que funcionase adecuadamente, yo creo que podría descongestionar y comunicar mejor toda esa zona de Toledo.

P.- En los próximos años se va a decidir cómo llega el AVE Madrid- Lisboa a Toledo. ¿Qué proponen?

R.- La propuesta que nosotros dimos es la que ahora ha adoptado el Ayuntamiento de Toledo. Nosotros presentamos al Ministerio de Transportes una serie de alegaciones y en todas ellas se decía que el AVE en ningún momento podía atravesar la ciudad de Toledo. Y proponíamos una estación adicional en el Polígono, además de la que tenemos en Santa Bárbara. Yo creo que el Ayuntamiento finalmente también presentó unas alegaciones y ha optado por la misma solución por la que abogamos nosotros.

P.- En el casco hay unos 2.000 inmuebles vacíos y muchos presentan problemas de ruina y de insalubridad. ¿Cómo lo solucionaría?

R.- Mire, en ruina concretamente tenemos 93 inmuebles en el casco, e inmuebles abandonados, hay 135. Y tenemos 26 solares sin utilizar. Nuestra medida pasaría por lo siguiente: utilizar la empresa municipal de la Vivienda y el Consorcio para contactar con todos los propietarios de estos inmuebles, hacer una mesa de negociación individual con cada uno ellos, y se le ofrecen dos opciones: o que venda el inmueble, o que un inversor lo rehabilite para hacer el 95 % vivienda residencial, por ejemplo, y de diez apartamentos uno para vivienda turística, o incluso todos como vivienda residencial a unos precios asequibles. Así, el inmueble sigue siendo de los propietarios, y durante 25 años la empresa que ha hecho la inversión cobra esos alquileres para resarcirse.

P.- ¿Cuál sería su proyecto para la Vega Baja?

R.- Mi proyecto es hacer un plan especial, pero no por los políticos sino por los especialistas. Lo mismo que en el Casco Histórico, que es necesario un plan especial, que lo necesitamos desde 1998, y que está siendo demandado por la RABACH, Antonio Zárate, ‘Toledo Olvidado’, y muchos otros toledanos. Hay que sacar a la luz el patrimonio de Toledo, conservarlo y disfrutarlo. Lo que no podemos hacer con la Vega Baja es ir parcheándola y troceándola, porque parece ser que el solar donde se proyecta el cuartel de la Guardia Civil es una parte de la Vega Baja. Todos los políticos que vengan después de nosotros tienen que saber lo que pueden hacer en la Vega Baja y qué no se puede hacer.

P.- ¿Y para La Peraleda?

R.- No estamos de acuerdo con trasladar allí el cuartel de la Guardia Civil, porque significa abrir un melón, abrir un barrio nuevo en Toledo. Eso va a ser especular y generar más impuestos para los toledanos, porque habría que crear más servicios públicos. Creo que La Peraleda forma parte de la Vega Baja y se debería saber si también hay restos arqueológicos. El cuartel lo llevaría a las antiguas instalaciones del Hospital ‘Virgen de la Salud’, porque allí cabe perfectamente, incluso, pisos universitarios, o apartamentos para familiares de personas ingresadas en Parapléjicos.

P.- ¿Qué expectativas tiene para el 28 M?

R.- Como para toda España, vamos a ser el partido que más va a crecer y, de hecho, analizando los resultados electorales de los pasados comicios, vemos que existe la posibilidad de que incrementemos mucho el número de concejales, porque en noviembre de 2019 nuestra formación obtuvo 2.283 votos en la ciudad. Se podrían repetir esos resultados y podríamos tener entre 5 o 6 concejales.

P.- En el caso de necesitar un pacto de gobierno, ¿Qué socio prefiere?

R.- Nosotros tenemos claro con quién no vamos a pactar. No vamos a pactar nunca con el Partido Socialista, con la izquierda, con la que mantenemos una distancia infinita, y esto lo decimos también en el resto de municipios y de autonomías. Es el PP el que tiene que aclararse con quién quiere pactar, porque unos días Núñez Feijóo parece tender la mano al PSOE, y no sabemos si en clave municipal sucederá lo mismo.