Autoescuelas en Ávila convocan marcha lenta para exigir más exámenes y examinadores de Tráfico

86

La CEOE Ávila, en conjunto con la Asociación Provincial de Autoescuelas de Ávila (APAVI), ha anunciado una protesta este miércoles, 14 de febrero, con el propósito de exigir un aumento en la cantidad de pruebas de conducción y la contratación de más examinadores de Tráfico, con el objetivo de agilizar la obtención de la licencia de conducir para sus estudiantes. Existen más de mil personas en espera.

Explicó esto el presidente de la Asociación de Autoescuelas de Ávila (APAVI), Óscar Jiménez Albarrán, quien ha resaltado que en Ávila ya no es posible obtener el permiso de conducir durante los meses estivales, debido a que los estudiantes ahora requieren un período de cinco a seis meses en promedio para conseguirlo.

“Cada autoescuela abulense solo puede examinar a dos alumnos cada 15 días”, ha indicado.

Hoy día, en la ciudad de Ávila, la dirección general de tráfico cuenta con un encargado de evaluaciones y tres evaluadores -hay una vacante-, aunque se prevé que próximamente uno de los evaluadores deje su puesto al haber aprobado otro proceso selectivo.

“Esto agravará el problema”, advirtió Jiménez Albarrán, quien estimó en 903 los estudiantes afectados en la ciudad y en el Centro Desplazado de Exámenes de Arenas de San Pedro, en total, casi mil.

En respuesta a esta situación de saturación,  los centros de aprendizaje para conductores de Ávila solicitan  que se aumente  la cantidad de pruebas para que los estudiantes acorten el periodo  de adquisición del permiso de conducir. “Esta tardanza incrementa también el precio del carnet”, ha expresado con pesar, “ya que hay mucho tiempo de espera, entre dos y tres meses, para  examinarse, y la formación tampoco es la  que nos gusta porque hay excesivo plazo  y algo se pierde cuando no hay formación automática”.

Obviamente, afecta a las empresas la dilación en los exámenes.

Autoescuelas

En Ávila se encuentran 42 escuelas de conducción que “lo están pasando muy mal», ya que enfrentan las quejas de los estudiantes y sus familias, en el caso de los más jóvenes.

Además, una docena de autoescuelas de Madrid acuden a la provincia abulense «de manera legítima» para realizar los exámenes, lo cual empeora la situación de congestión en las pruebas.

Frente a esta situación, la Asociación de Autoescuelas de Ávila ha sostenido encuentros con tanto la Jefatura Provincial de Tráfico como la Subdelegación del Gobierno en Ávila, quienes están de acuerdo con los empresarios en esta demanda.

En abril o mayo, se asignará destino a 50 examinadores oficiales en toda España, ya que 60 se jubilarán, y esperamos que al menos uno sea destinado a Ávila.

“Pedimos un examinador más, más la cobertura de la plaza  del examinador que se va, o que se hagan horas extra para sacar adelante los exámenes”, subrayó el presidente de APAVI.

Circulación lenta como protesta

La reivindicación ha generado la marcha lenta de vehículos de escuelas de conducción convocada para el miércoles 14 de febrero. Bajo el lema ‘Queremos examinar’, se recorrerá la ciudad a partir de las 10:30 horas. Están convocadas 42 escuelas de conducción de Ávila y 12 de Madrid.

Partiendo desde las pistas de entrenamiento de las autoescuelas en el Polígono Industrial de Las Hervencias, la caravana de vehículos comenzará su recorrido a las 10:30 horas. Su trayecto transcurrirá por las calles Río Duero, Río Órbigo, Río Pisuerga, Río Cea, Ctra. Valladolid en dirección a la Bandera de España, Ctra. Villacastín con destino a Vigo, la Escuela de Policía, Ctra. Valladolid hacia Vigo, el paseo Don Carmelo, la avenida Madrid, Ctra. Burgohondo, la avenida Juan Pablo II, Agustín Rodríguez Sahagún, los Hornos Caleros, la avenida Madrid, la avenida Portugal, la plaza San Vicente, la avenida Portugal, Arévalo y finalmente la Plaza de Santa Ana. En este lugar se llevará a cabo la lectura de un manifiesto.