Una persona con discapacidad dona más del 50% para adquirir el coche de Faema para La Adrada

54

Faema exhibe su nuevo vehículo para la Delegación de La Adrada. Supuso un desembolso de 47.000 €, de los cuales más de la mitad fue aportada por Jorge Pérez, una persona con discapacidad que ha estado utilizando los servicios de Faema durante tres años.

“Actualmente, Jorge vive en una vivienda supervisada de la entidad. Cuando llegó necesitó mucho apoyo: emocional, aprendizaje de tareas de la vida diaria, ayuda en la gestión económica, etc. desde entonces siempre ha estado muy agradecido a Faema. No ha tenido una vida fácil y en cuanto su madre tuvo que ingresar en una residencia, Faema fue uno de sus grandes apoyos”, indicó Inma Pose, Directora Ejecutiva de la organización.

Según Jorge, “hago esta donación porque quiero ayudar a través de Faema a que otras personas como yo puedan recibir atención y ayuda. Siempre he estado muy agradecido al apoyo recibido y quería que el dinero se destinara a algo bueno”.

“Este gesto de generosidad ha sido muy meditado, este dinero es fruto de la herencia de mi madre y desde la asociación siempre me han dicho que lo dejara para lo que pudiera necesitar, pero yo no he querido porque la vida me ha enseñado que a veces tener dinero te puede perjudicar si lo usan de forma inadecuada. Quiero que mi madre se sienta orgullosa de mi”, añade Jorge.

Acompañado de colaboradores, compañeros y expertos de la entidad, se recibió con calidez en la ceremonia de presentación para después dirigirse a la Oficina de La Adrada, donde Faema gestiona un centro polifuncional y una residencia asistida. Los compañeros de la delegación expresaron su gran satisfacción y gratitud.

Labor en La Adrada

Se atiende a 54 personas con discapacidad en un año de funcionamiento, en el área a través de los servicios de promoción de la autonomía personal, asistencia individual y hogares controlados desde la Delegación de La Adrada.

También se apoya a 50 familias y se está realizando el proyecto juvenil en cooperación con los colegios y escuelas locales.

Con la creación de 15 puestos de trabajo, todos estos servicios han generado un efecto en el empleo.

El vehículo, con una capacidad de 9 asientos, es la herramienta fundamental para ofrecer servicios especializados, y diariamente recoge a personas de La Adrada, Sotillo de La Adrada, Casillas, Santa María del Tietar, Piedralaves y Casavieja.

Según Inma Pose, también es relevante destacar la repercusión económica en la zona, dado que todas las compañías suministradoras de comestibles y labores de cuidado son de la localidad.

También se resalta la excelente coordinación y actividades conjuntas que se realizan con el colectivo de jubilados de La Adrada.

Los fondos y cooperación que permiten el desarrollo de los servicios en la región proceden de la Junta de Castilla y León y la Gerencia de SS.SS, además de la Diputación Provincial de Ávila y el Ayuntamiento de La Adrada