Ávila se convierte en el epicentro de las acciones de ayuda y bomberos en el Congreso Nacional de Prevención y Combate de Incendios

132

Hasta el viernes, Ávila se convierte en el epicentro de las acciones de ayuda y, especialmente, de los grupos de bomberos, en el marco del 28º Congreso Nacional de la Asociación Española de Prevención y Combate de Incendios (Aself).

El alcalde de Ávila, Jesús Manuel Sánchez Cabrera, junto con el Consistorio, ha inaugurado esta cita en la que se reúnen los servicios de emergencias para tratar la capacitación y administración del conocimiento en los servicios, con el propósito de optimizar las intervenciones y prestaciones ofrecidas.

Resalta el alcalde abulense, quien contó con la compañía de José Antonio Marín, integrante vocal de la Junta Directiva de Aself, la labor llevada a cabo por los servicios municipales de emergencia, tanto los brigadistas como la Defensa Civil, quienes no solo participarán en conferencias sino también en talleres prácticos.

Destacando la colaboración de profesionales provenientes de todas las áreas del territorio nacional, se enfatiza el compromiso que el Gobierno Municipal está demostrando con la formación y actualización de los medios de respuesta ante situaciones de emergencia y resguardo, así como con la asistencia otorgada tanto en la metrópoli como en el municipio, mediante el convenio vigente con la Diputación provincial de Ávila.

Enfocado en el acceso, la capacitación y el manejo del entendimiento en los servicios de emergencia, el tema principal de este 28º Congreso de ASELF adquiere relevancia.

Y no solo es primordial la elección de los futuros participantes y su avance en el ámbito laboral, también lo es el desempeño efectivo y seguro para intervenir.

Los planes, protocolos y procedimientos laborales son útiles para alcanzar este último objetivo.

Después de identificar los peligros que acechan a la comunidad, se lleva a cabo una evaluación de los recursos disponibles para hacerles frente, tanto en términos de personal como de materiales.

Es necesario establecer los requisitos para enfrentar el riesgo con un nivel ideal de respuesta, utilizando un enfoque de trabajo seguro que resulte de la capacitación y el manejo del saber.