Ayuntamiento de Ávila presenta proyecto de Área de Bajas Emisiones para la ciudad

92

Representantes del tejido asociativo de la ciudad han acudido en el día de hoy, a la reunión para la presentación por parte del Ayuntamiento de Ávila al proyecto de Área de Bajas Emisiones (ABE) que se va a implementar en la capital abulense.

Presentado en las dependencias del consistorio un proyecto, el cual se ha expuesto al público, en el que han participado el teniente de alcalde de Presidencia, Interior y Movilidad, José Ramón Budiño, junto con el jefe de Policía Local, Carlos Blanco, entre otros.

Este proyecto está diseñado en colaboración con grupos políticos y técnicos, con el objetivo de crear una herramienta que sea fruto del consenso.

Budiño ha resaltado, justamente, la colaboración conjunta que se ha llevado a cabo al momento de planificar la Zona de Bajas Emisiones, donde actualmente se están dando los primeros pasos desde el punto de vista técnico, con la contratación, entre otras herramientas, de un sistema de vigilancia de ingresos a la ZBE, cuya compra implicará una inversión de 279.510 euros, incluido el IVA, financiados dentro del marco del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia – NextGenerationEU.

Zona de restricciones de emisiones

Para lograr una movilidad urbana más sostenible, tanto social como medioambientalmente, se implementará dicho sistema que contemplará el despliegue de una plataforma de administración de la ZBE así como la instalación de señales de tránsito en los accesos a la zona.

Se ha recordado durante la presentación que en las Zonas de Restricción de Emisiones se controlará la entrada de ciertos automóviles según sus emisiones, de manera que el mecanismo de control de acceso regulará el flujo vehicular dentro del área restringida, satisfaciendo las necesidades de los distintos usuarios.

Todo esto se regulará en una normativa que el Ayuntamiento de Ávila también está tramitando actualmente.

En relación a esto, durante la presentación efectuada hoy, a la cual asistieron representantes de partidos políticos locales, transporte público urbano, funcionarios municipales, y otras organizaciones como CEOE, FAVA o Asociación de Taxistas, se destacó por parte del teniente de alcalde de Movilidad que la ZBE se adaptará a las particularidades de la ciudad en aspectos como estacionamiento y antigüedad de automóviles, niveles de polución, la acústica, las áreas de mayor flujo de vehículos o la calidad del aire.

Todo esto, vinculado a las características patrimoniales del pueblo.

Es necesario llevar a cabo un proceso de consulta pública del proyecto de Área de Bajas Emisiones por un período de 30 días para recibir sugerencias de los ciudadanos y, posteriormente a este período y tras el análisis, en caso de existir, de las sugerencias, deberá ser aprobado por el ayuntamiento en su totalidad.