LA FINAL DEL XXXV TORNEO DE TENIS VILLA DE EL ESPINAR PARA EL FRANCÉS BONZI

0
74
Cartel anunciador del Torneo

EL TENISTA FRANCÉS BENJAMÍN BONZI, VENCEDOR DE LA XXXV EDICIÓN DEL OPEN CASTILLA Y LEÓN – VILLA DE EL ESPINAR

Presentación del Torneo

Tras un año sin poder celebrarse el torneo por las medidas sanitarias aconsejadas con motivo de la pandemia del COVID-19, este año 2021 se firmó el convenio de colaboración entre la Junta de la Comunidad, el Ayuntamiento de El Espinar y el Club de Tenis Rio Moros 1975 con el fin de poner en marcha la XXXV edición de este torneo que se disputará en las pistas del Complejo Deportivo Pedro Muñoz que así ha pasado a llamarse en memoria del creador del torneo fallecido recientemente y el día de la inauguración, 26 de julio, se le rindió un sentido homenaje y se colocó una placa  con su nombre a la entrada de las instalaciones.

Este Torneo de Tenis “Villa de El Espinar”, de categoría ATP Challenger 90 fue considerado en el año 2009 como el mejor Challenger del mundo entre los más de ciento cincuenta que se juegan, casi cien en Europa y, a fecha de hoy en el quinto de España.

La final tuvo lugar el domingo 1 de agosto con el triunfo del francés Benjamín Bonzi sobre Tim Van Rijthoven, de los Paises Bajos, por un resultado de 7-6, 3-6 y 6-4. De este modo, el país vecino Francia, logra su décimo título en estas pistas y su representante Benjamín Bonzi logra entrar por primera vez en su carrera en el “Top 100” de la ATP. Una final muy disputada como suele suceder en este Torneo en pista dura y rápida.

El tenista español Pablo Carreño, reciente medalla de bronce en los Juegos Olímpicos, fue el triunfador en el Torneo Villa de El Espinar de hace ocho años.

El Banco de Santander y el Open Castilla y León Villa de El Espinar pusieron en marcha una iniciativa solidaria en la que se comprometían a plantar un árbol por cada Ace (tanto directo de saque) que hubiera en el Torneo. A la conclusión fueron 312 los saques ganadores que pasarán a ser 312 árboles que se plantarán en fechas próximas.

J. Agulla