Faema y la Junta de Castilla y León colaboran para generar empleo en el sector público y social

87

Con la colaboración de la Junta de Castilla y León, Faema ha sido capaz de emplear a nueve empleados para llevar a cabo la iniciativa ‘Pensando en las personas’.

El propósito de la ayuda económica es la financiación de los gastos salariales de los contratados para la provisión de servicios de utilidad pública y social.

Gracias a esta línea de asistencia, las personas contratadas pueden obtener una experiencia laboral que les permitirá ingresar al mercado de trabajo de forma estable.

Faema está experimentando un considerable aumento de servicios y de personas atendidas, lo cual impulsa el empleo tanto en Ávila como en su provincia, contando con una plantilla de 155 empleados.

“Las personas que hemos contratamos a través de estos programas impulsados por la Junta de Castilla y León seguirán vinculadas laboralmente a la entidad porque somos capaces de fomentar el empleo a través de la atención a las personas” , indica Inma Pose, Directora General de Faema.

Contrataciones

Esta vez, el subsidio ha sido utilizado para emplear a 9 individuos, 8 acompañantes personales y 1 chofer.

Todos los contratos son de tiempo completo y duran seis meses.

De estos empleos, 5 personas fueron contratadas para la capital de Ávila y 4 en áreas rurales, específicamente en las poblaciones de La Adrada, Sotillo de la Adrada, en Burgohondo y Navaluenga, y en el municipio de Solosancho.

Adaptando el programa a las necesidades particulares de cada zona y de los destinatarios, se ofrecen tanto actividades grupales como individuales, las cuales se llevan a cabo ya sea en espacios comunitarios o en el hogar propio.

De acuerdo a las declaraciones de Inma Pose, “algo muy positivo es que en el medio rural se ha conseguido contratar a personas de la zona, y es posible que las personas mayores puedan participar en actividades que mejoran su calidad de vida y se combate la soledad no deseada”.

Se busca promover la independencia de los adultos mayores o personas con discapacidad y/o dependencia, así como realizar las tareas esenciales de la vida cotidiana en su entorno habitual.

Además, se generan puestos de trabajo y se combate la soledad de aquellos más vulnerables.

También se les brinda orientación sobre prestaciones sociales o recursos que puedan requerir.

Se están realizando las actividades en grupo en lugares proporcionados por los gobiernos locales involucrados, principalmente en La Adrada y en el municipio de Solosancho.

Talleres

En su mayoría, consisten en talleres de terapia cognitiva, ejercicio físico y deportes, caminatas, clase de tecnología moderna a través de la tablet, terapia musical, taller de costumbres saludables, manualidades, entre otras.

En diciembre del 2023 se inició este programa, cuya duración se extenderá hasta junio del 2024, lo que posibilita brindar ayuda directa a 200 beneficiarios y de manera indirecta a 400.

“Una vez más queda patente la implicación de la Junta de Castilla y León en la atención a las personas, fomentando el empleo e impulsando el medio rural. Sin duda, es un proyecto que tiene un gran impacto social, económico y laboral”  afirma Inma Pose, Directora General de Faema.

En cuanto a esto, señala José Francisco Hernández, Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León en Ávila, que “una vez más la Junta de Castilla y León impulsa proyectos innovadores que hacen que los pueblos se dinamicen y se impulse el empleo. Esto permite que muchas personas en situación de soledad no deseada puedan estar atendidas, sobre todo cuando hablamos de aquellas con más necesidades de apoyo como son las personas con discapacidad o mayores”.

Se promueven acciones desde la Junta de Castilla y León, donde se pone como eje central a las personas.

“La línea de trabajo de la Junta de Castilla y León es promover iniciativas donde las personas sean el centro de atención. Se fomente la toma de decisiones siendo ellos, los promotores de su propio Plan de Vida. Los ciudadanos nos dicen que quieren seguir viviendo en su entorno y con sus vecinos. Por ello tenemos que remar todos en la misma dirección, Administraciones Públicas y entidades del tercer sector expertas en la atención a las personas, poniendo en valor la coordinación como herramienta de trabajo», afirma José Francisco Hernández.

Con ilusión, nuevos proyectos y mucho trabajo se presenta el año 2024.