María Quindós Nistal, directora de la nueva Agencia de la ONCE en Ávila

0
56

María Quindós Nistal es la directora de la nueva Agencia de la ONCE en Ávila, desde donde la Organización quiere apoyar a la denominada ‘España vaciada’. La nueva Agencia de la ONCE en Ávila se encuentra en Paseo de San Roque, 5-7.

María Quindós asume la dirección de la ONCE en Ávila “con mucha ilusión. Trabajar para la ONCE es trabajar para las personas ciegas de este país y para las personas ciegas en general. Este trabajo me hace sentirme orgullosa de lo que hago y trabajar cada día por algo en lo que creo: la igualdad de oportunidades y la capacidad de las personas, la capacidad de ser capaces”.

La nueva directora de la ONCE en Ávila no conocía la ciudad, “pero cuando se me ofreció la oportunidad de ser directora de la Agencia, vivía en Madrid, lo primero que hice fue escaparme un fin de semana para conocerla. Las sensaciones fueron buenísimas. Hoy, ya llevo varios meses viviendo en Ávila y no podría estar más contenta.  Cada día descubro algún nuevo rincón o una nueva historia”, afirma María Quindós.

“Ávila -señala María Quindós- es una ciudad cómoda y manejable, que ha sabido conservar su esencia al mismo tiempo que avanzar a buen ritmo en lo que a accesibilidad se refiere. Sin embargo, se enfrenta a lo que llamamos ‘España Vaciada’ y sus duras consecuencias”.

“El hecho de abrir esta y otras agencias en territorios que sufren las consecuencias de la ‘España vaciada’, refuerza el mensaje de que todos y cada uno de los afiliados, independientemente de dónde residan, son igual de importantes para la Organización y deben tener el mismo abanico de servicios a su disposición”, explica María Quindós.

Para la nueva directora de la ONCE en Ávila, “en el tiempo que me espera en la ciudad, voy a ser muy feliz y voy a poder disfrutar de todo lo que ofrece Ávila, aprender de la gente que conozca y adquirir nuevos conocimientos en muchos sentidos y es que, salir de la zona de confort es siempre un aprendizaje que nos hace crecer personal y profesionalmente”.

En estos tiempos de Covid-19, María Quindós asegura que “una de las prioridades es que los afiliados a la ONCE se sientan respaldados y acompañados por la Organización. Considero prioritarios los programas destinados a combatir la soledad de nuestros mayores, así como ofrecer una atención plena y segura a los niños y jóvenes en edad escolar para que puedan continuar con sus estudios de la misma forma que lo haga el resto de la clase”.

Ávila y el Grupo Social ONCE

“A la ilusión y las ganas se suma el respeto que conlleva tomar una decisión tan importante, y representar al Grupo Social ONCE, cuya función principal es mejorar la vida de las personas; luchar cada día por los derechos de las personas con discapacidad, demostrando que un modelo de Organización sostenible y social económicamente es posible”, asegura Maria Quindós.

La ONCE y Ávila tienen una relación intensa que, se estima, data de principios de los años 40 del siglo XX, y recién fundada la Organización, que ha formado parte de la vida activa de la ciudad, como un agente social más, integrada en el tejido asociativo, cultural e institucional de la misma.

“La relación con las Administraciones ha sido siempre muy fluida, convirtiéndose ambas partes en grandes aliados en el camino hacia la total inclusión de las personas con discapacidad, mostrando un gran apoyo a todo el Grupo Social ONCE y contando con su colaboración para emprender múltiples proyectos de carácter social como la accesibilidad de las Murallas, las jornadas de Mujer y Discapacidad celebradas en 2017, el fomento constante de la formación y el empleo de personas con discapacidad o la promoción del turismo accesible entre otros”, destaca la directora de la ONCE en Ávila.

Personas ciegas de 100 años a nueve meses

Ávila cuenta con 355 personas afiliadas a la ONCE y, para proveerlas de los servicios que la ONCE pone a su disposición, la Organización cuenta con un equipo técnico compuesto por dos maestros, un instructor tiflotécnico, una trabajadora social, un técnico de rehabilitación, una psicóloga, un técnico de empleo y una animadora sociocultural. Además, hay que señalar la labor del equipo de mediadores de la Fundación ONCE de Ayuda a las Personas con Sordoceguera (FOAPS), que hace posible la comunicación con las personas sordociegas.

De los afiliados abulenses, 35 son ciegos totales. El grueso de afiliados supera los 80 años (un 25% del total); hay 38 personas menores de 30 años, de las que 17 son menores de edad. La afiliada de mayor edad es María Hernández Cenalmor, residente en Ávila capital, que alcanza los 100 años. El menor es Marco Yuste, de San Juan de la Nava, de apenas nueve meses.

En Ávila hay 20 personas con sordoceguera afiliadas a la ONCE (11 hombres y nueve mujeres); de los cuales dos son menores de edad, de seis y 14 años; cuatro, menores de 30 años; y el resto, mayores de 50.

En cuanto al género, la media está bastante equilibrada, siendo el 55% (195) mujeres y el 45% (160) hombres. Respecto a la ocupación, Ávila cuenta con aproximadamente 32 estudiantes y un elevado número de pensionistas.

Respecto a la situación geográfica de las personas afiliadas a la ONCE en Ávila, el 47% (168) se encuentra en la capital, mientras que el 53% restante, se reparte a lo largo y ancho de la provincia, destacando localidades como Arévalo, con 21 afiliados; Las Navas del Marqués con 11 o El Tiemblo y Candeleda, que cuentan con ocho afiliados en cada municipio.

La Agencia de Ávila tiene 49 vendedores en toda la provincia, de los que 22 están en la capital.  Para la gestión de la venta de productos de juego responsable contamos con el equipo de ventas, compuesto por un gestor y una promotora comercial.