Comenzó la temporada 2022 en el hipódromo

49

Con la llegada del buen tiempo, llegan también las ganas de estar en contacto con la Na­turaleza y de respirar aire puro. Y si hay un plan inmejorable capaz de ofrecer ese ansiado bienestar, eso sí, con un toque de emoción y de adrenalina, este se encuen­tra en el Hipódromo de Madrid.

Un lugar en el que encontrarás la oportunidad de vivir, con la fami­lia o con los amigos, una autén­tica experiencia. Un espectácu­lo único capaz de unir deporte, gastronomía y, por supuesto, di­versión. Si ‘El Rastro’ es uno de los planes estrella del domingo por la mañana en la capital ma­drileña, a partir ahora la aventu­ra está asegurada en la hípica. Con la posibilidad de presenciar más de cien carreras de caballos, en un entorno privilegiado, don­de poder disfrutar de unas ma­ravillosas vistas del skyline de la capital madrileña. El restaurante “Estribo” ofrece todos los domin­gos un menú por 35 euros para los que quieran una experiencia gastronómica original y diferente.

Desde ju­nio, con las noches cada vez más cálidas, se puede disfrutar de esta actividad ecuestre los sábados, bajo la luz de la luna, donde el romanticismo lo aporta, además, el propio lugar con increíbles jar­dines y terrazas VIP y Premium, donde disfrutar de una Mahou o de un picoteo.

Y desde el 30 junio al 11 de agosto podrás revivir esta ex­periencia, además de los sábados, la noche de los jueves, en la que se ofrece una riquísima y variada gastronomía que va desde los foodtrucks más divertidos e innovadores, donde degustar las tapas y las raciones más típicas de Madrid, hasta una amplia oferta para los más sibaritas.

Este año, además, se celebrarán jornadas temáticas con el festival de los grandes premios y las noches de verano, con música en directo y en septiembre volverá el clásico Oktoberfest y en diciembre el Family Day.

No tienes excusa para pasar uno de los mejores días de tu vida en la hípica. Porque si crees que el aparcamiento puede resultar un problema para vivir esta ex­periencia, de eso nada. El recin­to cuenta con más 2.000 plazas de parking gratis, y autobuses, también gratuitos, que salen des­de las 10,30 de la mañana –cada 20 minutos– desde el Paseo Mo­ret, en Moncloa. (Si los aconteci­mientos de la capital no permitie­ran la salida desde ese punto, se trasladará la parada a Avda. de la Complutense, frente al metro Ciudad Universitaria).

 

Para los más pequeños

El Hipódromo no ofrece sólo un plan para los adultos. Los más pequeños de la casa también cuentan con una atractiva ofer­ta de ocio y la diversión garanti­zada con entrada gratuita. Dentro encontrarán el Club PonyTurf, un espacio recreativo con hincha­bles, cuya entrada cuesta 3 eu­ros. Los niños también podrán pasear a lomos de un pony, – por 2 euros–, un primer contacto para los más atrevidos que quie­ran probar la experiencia de mon­tar a caballo y conocer de cerca a estos animales.

 

Un lugar con historia

Además de entretenimiento la vi­sita al Hipódromo de La Zarzue­la ofrece una dosis de cultura y de Historia, ya que este recinto es considerado como parte del Patrimonio Histórico Nacional y sus tribunas están consideradas como una de las obras maes­tras de la arquitectura madrile­ña del siglo XX. El recinto cuenta con 110 hectáreas de gran valor ecológico y unas instalaciones de primer nivel cuya privilegia­da situación dentro de la ciudad convierten al hipódromo madrile­ño en el más importante pulmón verde de la capital española, junto con el Parque del Retiro.