Es tiempo de desparasitar a tu mascota

169

El buen tiempo y el comienzo de las altas temperaturas producen la proliferación de las temidas pulgas y garrapatas: grandes enemigos de nuestras mascotas.

Tanto los perros como los gatos son propensos a padecer las molestias que estos parásitos provocan. Por eso, es importante tener especial cuidado y revisar bien su pelaje y su piel, como un hábito diario, para evitar males mayores. Y no sólo supone un mal para los animales sino también para sus dueños.

La pulga, además de irritaciones por su picadura, es la causa de enfermedades como la dermatitis alérgica o la zoonosis -una infección que sufre el ser humano proveniente de un animal-. Por su parte, la garrapata puede transmitir enfermedades mortales en tan solo 48 horas.

Pero además de estos parásitos externos, los perros y los gatos también están bajo la amenaza de parásitos internos como son las lombrices y los gusanos, que son los más comunes. Los síntomas más habituales suelen ser diarrea, vómitos, pérdida de peso, decaimiento, inflamación de la zona del vientre, alteraciones visibles en las heces, o irritación anal. Si ves que tu mascota se rasca o se lame mucho en esa zona es probable que sea para aliviar el escozor que siente.

¿Cómo desparasitarlo?

Si notas que tu perro presenta alguno de los síntomas que se han descrito anteriormente debes llevarlo a su veterinario a que lo examine. Ya que un problema de este tipo sin ponerle remedio puede tener consecuencias graves para el animal.

En ambos casos, tanto para combatir los parásitos externos como internos, normalmente con una pastilla antiparasitaria a tiempo es suficiente. Hoy en día además existen lo que se llaman comprimidos combinados, que son como una especie de gominola que ingiere el animal para combatir los dos problemas a la vez.

Bien es cierto que para prevenir la infección de pulgas y de garrapatas se suele usar un spray o un collar antiparasitario, eliminando los bichos que entran en contacto con el can, debido a su contenido con poder repelente. La diferencia entre este remedio y la pastilla es el modo de absorción del principio activo, que no es oral, sino que se absorbe por vía transdérmica, es decir, a través de la piel.

Eso sí, si detectas alguna garrapata en tu mascota trata de quitársela antes de que le transmita cualquier tipo de enfermedad. Esto no es una tarea sencilla. No trates de hacerlo sacudiéndola con la mano porque el parásito está enganchado a la piel. Ni trates de extraerla tirando de ella, ya que la cabeza puede quedarse dentro de la piel. Haz uso de unas pinzas con punta fina, un alfiler o en la tienda veterinaria se pueden adquirir aparatos específicos para hacerlo de la mejor manera.

Para evitar todo esto, trata de mantener unos cuidados básicos en el entorno de la mascota. Entre ellos:

  • Una higiene rigurosa del animal, con cepillados habituales.
  • Desinfecta la zona donde el animal pasa más tiempo. Si es en el jardín, el jardín y si es dentro de casa, donde suela estar.
  • Lava con frecuencia la cama o la mantita donde duerme.
  • Pasa regularmente la aspiradora.
  • Visita con frecuencia al veterinario. Él es quien te va a guiar sobre el protocolo a seguir en cada caso.