Kokedama, un arte floral japonés

56

Quizás el término parezca novedoso pero esta técnica asiática tiene más de 500 años de antigüedad. Muchos lo consideran como una técnica derivada del bonsái. Y ahora está más de moda que nunca. Además de originales son muy fáciles de hacer y muy fáciles de mantener.

La peculiaridad de las Kokedamas es que las plantas, no crecen en la tierra de una maceta, sino que penden de una bolita de musgo. Es de ahí por lo que adopta este nombre. Koke, que viene de la palabra musgo en japonés, y dama, que significa bola.

Precisamente este aspecto redondeado las convierte en plantas “para tocar” o “para ser tocadas”. Ahora que está tan de moda el contacto con la naturaleza, la kokedama permite sentir toda la vibración y energía de la planta, que repercute en el estado de animo, además de ser un llamativo y vistoso elemento decorativo para hacer más confortable nuestro hogar.

Tipos de plantas

Lo cierto es que hay infinidad de variedades que se pueden usar, desde arbusto pequeños, trepadoras, flores silvestres… Pero quizás las más comunes son estas:

  • Cintas
    Conocidas también como Malamadre, son unas pequeñas plantas con hojas colgantes muy fáciles de cuidar.
  • Hiedras
    Las hiedras son plantas trepadoras que pueden ser cultivadas tanto en interior como en exterior. Pero además de las hiedras, cualquier planta trepadora puede o colgante puede ser una buena opción.

  • Cóleos
    Igualmente crecen indistintamente en el interior como en el exterior de la vivienda. Le puede dar un toque de color a la kokedama.
  • Helechos
    Las variedades más diminutas, junto con las esparragueras son las más indicadas, para conseguir una kokedama frondosa.

Ideal para un hogar con mascotas

Las kokedamas son una buenísima opción para todos aquellos que tienen animales en su casa. Se puede tener espacios verdes en casa sin que las plantas corran el peligro de que gatos o perros las estropeen.

El mejor sitio

A la hora de elegir un sitio en nuestra casa para ellas, siempre hay que tener en cuenta el tipo de planta que se va a elegir. De interior o de exterior.

Si las queremos lucir dentro de casa se deberían colocar en un lugar bien iluminado, evitando que los rayos del sol incidan directamente sobre ella, incluso a través de los cristales, ya que sus hojas se pueden quemar. Es conveniente elegir la planta una vez que sepamos dónde queremos lucirla y no al revés. De este modo podremos elegir una planta con unas necesidades de luz y temperatura que se ajusten al lugar que hemos pensado para ella.

El riego

La mejor manera de regarlas es introduciendo la bola de musgo en un recipiente lleno de agua, hasta que el musgo quede bien húmedo. Deja escurrir el exceso de agua, no cometas el error de presionar la bola para escurrirla o dañaras el musgo. Recuerda nutrir y fortalecer tu planta agregando fertilizante y abono al agua de riego.

Elaboración paso a paso…