El Artura Spider de McLaren: el descapotable híbrido que revoluciona el mercado

138

El Artura Spider, recientemente lanzado por McLaren, destaca como el segundo vehículo de la serie Artura de la reconocida marca y el primer descapotable que combina una potente motorización híbrida.

El nuevo Spider se presenta con mejoras significativas en cuanto a potencia, prestaciones y experiencia de conducción, que se unen a los placeres sensoriales de la conducción descapotable para agregar una dimensión nueva al Artura.

Con el fin de aumentar aún más el rendimiento del último superdeportivo Artura, las mejoras desarrolladas para el modelo Spider también se han incorporado al coupé Artura, presentando de manera simultánea un nuevo modelo. Tanto el Spider como el coupé ofrecen altos niveles de prestaciones dinámicas, que incluyen una excepcional capacidad en pista, además de cumplir con los requisitos de conducción convencional y brindar una experiencia de conducción eléctrica casi silenciosa, lo que resulta muy beneficioso en áreas urbanas.

El flamante Spider Artura se ha concebido con el fin de lograr metas desafiantes en todas las dimensiones, poniendo especial énfasis en la participación del piloto, el rendimiento, la agilidad, la sofisticación, la eficiencia y la excelencia. La atracción adicional de un techo duro retráctil que se acciona eléctricamente en tan solo 11 segundos para brindar una experiencia total de un descapotable, asegura una embriagadora sensación de un supercoche.

El motor de aluminio de cárter seco M630 de 3.0 litros, propulsado por gasolina, que logra ahora más de 200 CV por litro, es tremendamente compacto y liviano: con solo 160 kg, tiene un peso inferior en 50 kg a un V8 de McLaren y es notablemente más corto, mejorando así la eficacia general.

El paquete de baterías que alimenta el motor eléctrico se compone de cinco módulos de iones de litio y proporciona una capacidad de energía utilizable de 7,4 kWh y una autonomía EV incrementada de 33 km. La batería se enfría mediante raíles de enfriamiento y se monta sobre un suelo estructural de fibra de carbono.

El Artura cuenta con cuatro opciones de conducción: Confort, Sport y Track, adicionalmente al modo E, exclusivamente eléctrico y sin liberación de gases. El modo Confort fusiona la propulsión con electricidad e híbrida para una conducción intermitente con frenadas y arranques constantes, en la cual el motor de combustión se apaga a velocidades bajas y se reactiva cuando la velocidad o aceleración lo requieren. Los modos Sport y Track emplean de manera cada vez más agresiva el motor eléctrico para obtener una respuesta y aceleración a revoluciones bajas, además de implementar cambios de marcha más bruscos. El modo Track ofrece la máxima velocidad de carga para la batería de alto voltaje. El modo E, que es el ajuste inicial, se ha mejorado para brindar una mayor autonomía sin emisiones.

El diseño visual y la arquitectura del nuevo Spider lo hacen inmediatamente reconocible como un Artura. La carrocería esculpida y «retractilada», el distintivo morro con forma de «cabeza de martillo», las rejillas incorporadas en el paragolpes delantero y las tomas de aire de los faros resultan conocidas a la vez que llamativas, al igual que las puertas en forma de diedro que se abren ajustadas a la carrocería para facilitar la entrada y salida en lugares de estacionamiento reducidos.

El espacio interior del flamante Artura Spider, revestido con materiales de alto rendimiento o de lujo de acuerdo a las preferencias del piloto, conserva la misma propuesta de diseño centrada en el conductor que caracteriza al coupé. El volante despejado carece de botones y controles, a excepción de las elegantes paletas de cambio, las cuales se desplazan junto al volante para mejorar la ergonomía del conductor.

El nuevo Artura Spider y el nuevo Artura coupé estarán disponibles a partir de mediados de año.