Entrevista al alcalde de Colmenar Viejo, Jorge García Díaz: “Hay que apostar por la innovación y la investigación”

205

“Hay que apostar por la innovación y la investigación y queremos generar suelo para que las empresas de estos sectores vengan a Colmenar Viejo”

Coincidiendo con el regreso al trabajo después de las vacaciones estivales y a pocos meses de haberse cumplido la mitad de legislatura, nos hemos acercado hasta Colmenar Viejo para charlar con el alcalde, Jorge García Díaz, y hacer un repaso de la actualidad del municipio.

¿Qué valoración puede hacer de esta primera mitad de legislatura que se cumplió el pasado mes de mayo?

Han sido dos años totalmente distintos a como los habíamos planeado. Cuando ganamos las elecciones, presentamos una serie de proyectos para llevar a cabo durante cuatro años, pero en febrero de 2020 una pandemia cambió todo el mundo, toda la planificación que, como en cualquier casa que hubiera proyectos de futuro, se han tenido que parar y dar prioridad a otros problemas que han ido surgiendo.

Esta pandemia ha supuesto una crisis, no solo sanitaria, sino también económica y social en la que todos hemos tenido que cambiar nuestras prioridades. En el Ayuntamiento de Colmenar Viejo desde un primer momento nos volcamos en la atención social a todas las personas y a todas las empresas y pequeños comercios de nuestro municipio que necesitaban algún tipo de apoyo. Decidimos estar a su lado y, desde luego, adoptando todas las medidas de prevención y toda la normativa sanitaria para reducir la incidencia de esta enfermedad que todavía hoy está aquí y, de la que debemos ser conscientes de que es algo que tenemos con lo que tenemos que aprender a convivir, porque no es algo que vaya a desaparecer.

En ese sentido, todo ese tipo de prioridades que había en un principio de mandato han cambiado por completo y nos hemos tenido que centrar mucho en la atención a todos los ciudadanos y las empresas para que todos juntos podamos salir adelante de esta situación tan dramática que hemos vivido y que aún hoy seguimos viviendo.

Aún así, estos dos años han servido también para asentar muchos de los proyectos que queremos poner en marcha, más aún ahora que más de un ochenta por ciento de la población está vacunada y que, dentro de lo que cabe, hay cierta normalidad, aunque aún siga habiendo bastantes contagios y bastantes fallecidos. Como decía al principio, es una enfermedad con la que tenemos que aprender a convivir. Tenemos que ser conscientes que adoptando las medidas de prevención podemos recuperar esa vida normal y, en base a esa experiencia que hemos cogido durante estos casi dos años de pandemia, mirar al futuro.

¿Cómo ha sido lidiar con esta pandemia desde el punto de vista personal como alcalde?

Evidentemente, ha sido difícil. En lo que es la pandemia en sí, los alcaldes no tenemos una competencia para poder actuar. Unos días antes de que se tomaran medidas de prevención, nosotros ya anunciamos que se cerraban determinados centros y espacios, porque veíamos que había algo que no nos cuadraba en cuanto al contagio. Ya planteamos entonces cerrar las clases colectivas, la programación del teatro, etc. Empezamos a poner en marcha medidas con antelación, aunque sí que es verdad que cuando el Gobierno decreta el Estado de Alarma, todas las competencias pasaron al Estado y, posteriormente, a las Comunidades Autónomas, por lo que nuestra capacidad de actuar era básicamente nula.

Todo lo que hemos impulsado desde los ayuntamientos, por tanto, ha sido como complemento a lo que decían el resto de las administraciones. En cuanto a apoyo y en cuanto a llegar a donde veíamos que ellos no llegaban, porque muchas veces regulaban y no actuaban.

Han sido momentos muy duros, sobre todo en los meses de marzo y abril del año pasado, en los que desde el Ayuntamiento no sólo tratábamos de informar a los ciudadanos de la normativa, sino que, además, poníamos en marcha ese tipo de apoyos a las personas que no tenían recursos o que no cobraban el ERTE. La cuestión es que no faltara comida en casa, que todos pudieran tener mascarillas -primero en residencias y para trabajadores municipales como fue el caso de la Policía Local-. Pusimos en marcha el Banco de Alimentos y ayudas a los comercios, porque fuimos de los primeros ayuntamientos de toda España en dar esas ayudas en abril de 2020 a los comercios que tuvieron que cerrar por la situación sanitaria.

Han sido meses muy intensos, de mucho trabajo que, además, había que compatibilizar con tu vida personal, como lo ha tenido que hacer igualmente el personal sanitario y de limpieza o la policía, un buen número de gente que ha hecho un trabajo muy intenso en esta pandemia. Han sido meses de mucho desgaste y mucho esfuerzo, peor que creo que han merecido la pena, porque ese esfuerzo se ha visto reflejado en medidas que adoptamos y que sirvieron para beneficiar a las personas y, porque llegábamos donde no llegaban otras administraciones. Y seguimos a disposición de todos aquellos que nos necesiten.

¿Se ven síntomas de recuperación entre los vecinos, los empresarios y los comerciantes de Colmenar Viejo?

Hay datos que dan lugar al optimismo y que muestran una evolución positiva. El año pasado, cuando sacamos las ayudas a las empresas y comercios que tuvieron que cerrar, hubo una avalancha de solicitudes y, este año, que las hemos vuelto a convocar por si había aún negocios que se mantuvieran en ese bache, las solicitudes han bajado bastante, afortunadamente. Esto significa que se genera economía y empleo, además de que, hablando con vecinos del municipio, nos comentan que sí se han recuperado. Seguramente no estemos al cien por cien y habrá sectores que todavía estén perjudicados, pero una gran mayoría sí que han recuperado su actividad.

Hemos visto también cómo el comedor escolar, un servicio que pusimos en marcha el año pasado aunque no hubiese colegios entre marzo y septiembre, y que seguía garantizándose, dando una dieta equilibrada a todas las familias que lo requerían, tuvo el año pasado 195 casos y este año ha bajado a 50. Esta quiere decir que esa demanda social de ayuda urgente se ha reducido, aunque todavía hay casos. Todos esos servicios que pusimos en marcha en 2020 de manera novedosa los vamos a mantener e incluso a ampliar a todos los días no lectivos, incluidos los fines de semana, para seguir protegiendo a aquellas personas que socialmente viven una situación complicada.

A parte de estas medidas a las que ha hecho referencia, ¿ha habido otras que se hayan puesto en marcha desde el Ayuntamiento?

Este año 2021 se ha prorrogado y sigue funcionando el Banco de Alimentos. Todas las semanas nos llegan pedidos desde las diferentes entidades sociales. Lo pusimos en marcha también de una forma novedosa y ahora mismo está prestando un importantísimo servicio social en nuestro municipio para muchas familias que pueden estar cobrando una prestación social pero no les llega y necesitan un apoyo alimentario.

También se ha vuelto a prorrogar las ayudas destinadas a todas esas empresas que todavía están atravesando momentos complicados. Empresas que, cuando nosotros realizamos esa convocatoria, desconocemos en detalle cuáles son las que pueden tener mayor necesidad. Hemos querido estar al lado de todos esos emprendedores y de esos negocios que abren sus puertas todos los días y generan economía y empleo, además de que pagan impuestos, que es con lo que se sostienen todos los servicios públicos.

A parte de todo eso, hemos querido ir reiniciando la actividad propia del Ayuntamiento según hemos visto que la situación sanitaria mejoraba. Este pasado mes de agosto se celebraron las fiestas patronales y hubo eventos culturales, feria taurina, actividades infantiles, etc. En definitiva, hemos querido ir avanzando de forma que podamos ir recuperando la normalidad y que los ciudadanos vayan teniendo algo de actividad, porque su falta, estamos viendo que a la gente le afecta en el aspecto de la salud mental. Necesitamos socializar, nuestra cultura es así. Necesitamos salir y vivir y, en base a eso, ahora que hemos llegado al ochenta por ciento de la población vacunada, ya hemos reabierto todos los centros culturales, el museo, la programación del teatro, la Casa de la Juventud,… Con seguridad y medidas de prevención, que vayamos recuperando la normalidad.

¿Cómo se está desarrollando el tema de la vacunación en Colmenar Viejo?

Yo creo que la campaña de vacunación está siendo un éxito. Lo primero de todo es felicitar a todos los científicos que hicieron ese esfuerzo tan enorme para tener una vacuna en tan poco tiempo, un éxito del que no somos lo suficientemente conscientes, porque si no existiera, hoy no estaríamos como estamos. Por otro lado, las Comunidades Autónomas, en nuestro caso la Comunidad de Madrid, que han hecho un esfuerzo enorme durante la campaña de vacunación para organizarla y los sanitarios para ponerla con esfuerzos tremendos. Y finalmente, por la aceptación de la población, porque el hecho de que más del ochenta por ciento este vacunada demuestra que la gente quiere vacunarse, un paso importantísimo para recuperar la normalidad.

Lo que se consigue con la vacuna es que la enfermedad sea menos grave. Debemos ser conscientes de que la Covid-19 ha venido para quedarse, de que las vacunas son efectivas y funcionan y, desgraciadamente, al igual que cada año con la gripe mueren muchas personas, con la Covid será igual. Es una enfermedad con la que tenemos que convivir y que tenemos que respetar, pero con la idea de que también tenemos que vivir, salir y disfrutar, siempre con responsabilidad.

Cambiando de tema. ¿Qué proyectos hay en marcha en Colmenar Viejo y que proyectos tiene el Ayuntamiento en mente de cara al futuro?

Los proyectos de cara al futuro son muchos. Este año hemos incorporado 19 millones de euros del remanente de tesorería, de los ahorros que tenía el Ayuntamiento, para impulsar muchos proyectos, no sólo de carácter social como pueden ser esas ayudas a las empresas de las que hablábamos antes y que se financian a través de esa incorporación de gasto, sino también muchos proyectos destinados a la reparación de calles y de parques o la habilitación de nuevos parques, por ejemplo. Queremos seguir renovando el municipio en aquellas zonas donde es más necesario, para embellecer el municipio, para hacerlo más transitables, con mejores parques, etc. Y todo ello ligado a la generación de empleo a través de la administración local.

Hay proyectos importantes como la redacción del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), una revisión que está en licitación ahora mismo y con la que pretendemos mirar al futuro de Colmenar Viejo. Queremos dibujar esa transformación urbana del municipio basada en dos puntos importantes: el primero, revisar todos los errores que pudiera haber en el PGOU de 2002 y, segundo, mirar al futuro como polo de atracción de empresas. Hemos desarrollado una zona industrial destinada a empresas de investigación, desarrollo, innovación y logísticas. Creo que hemos aprendido de esta pandemia que hay que apostar por la innovación y la investigación y lo que queremos es generar suelo para que cualquier tipo de empresas de estos sectores pueda instalarse en nuestro municipio y generar economía y empleo.

Otro proyecto importante que vamos a poner en marcha es el de apoyo de los empresarios con la apertura de unas oficinas en las próximas semanas en las que, de lunes a viernes, se ofrezca una atención continuada y presencial para dar un apoyo a esas personas que quieran emprender y montar su negocio y sepan cómo hacerlo, dónde, de qué subvenciones se pueden beneficiar, etc. Todo ello con un asesoramiento total durante la tramitación de todos sus papeles.

El próximo 1 de noviembre entrará también en vigor el nuevo contrato de limpieza, que va a cambiar por completo. Era una de las quejas más habituales de los vecinos de Colmenar Viejo, algo que todos compartíamos, porque el anterior contrato se había quedado anticuado. Ahora va a pasar de 3,5 a 5 millones de euros y en él se incorpora nuevo personal, maquinaria y se amplía la recogida de basuras, que hasta ahora se desarrollaba de lunes a sábado y los domingos en determinadas zonas, a todos los días de la semana de todos los contenedores del municipio a excepción de dos días: el 25 de diciembre y el 1 de enero. Con esto vamos a dar un impulso al servicio y a tener una ciudad mucho más limpia y mucho más sostenible, porque, además, se va a incorporar el contenedor marrón y de dos puntos limpios móviles que irán cada día a una zona del municipio.

¿Ha limitado el tema de las inversiones la sentencia del Tagarral?

Si. Evidentemente, la sentencia del Tagarral nos limita en todo. Es un poco como la factura de la luz, que estamos sufriendo todos los ciudadanos, como igualmente les pasa a las administraciones. En este caso, si nosotros teníamos cifrado el gasto energético de luz del Ayuntamiento en 1,2 millones de euros al año, estamos viendo como en los meses de julio y agosto ese gasto de luz se ha incrementado en 20.000 euros mensuales y que si extrapolamos a todo el año podría suponer unos 240.000 euros anuales más. Teniendo además en cuenta que en estos meses no teníamos todas las instalaciones municipales abiertas y que las luces se encienden más tarde, por lo que calculamos que la incidencia podría llegar a los 400.000 euros anuales. Si de tu proyecto de servicios públicos, te meten 400.000 euros de gasto que no tenías contemplados, de algún lado hay que sacarlos. Teniendo en cuenta que no queremos subir los impuestos, de algún modo habría que buscar ese equilibrio.

Visto este ejemplo, la sentencia del Tagarral es exactamente igual. Son 2,4 millones de euros anuales que el Ayuntamiento tiene que pagar de esa sentencia por un error garrafal que cometió el Gobierno del PSOE en 1987 y al que ahora tenemos que hacer frente. Teniendo en cuanta, como decía, que no queremos subir los impuestos, tendremos que amoldar los presupuestos municipales para hacer frente a ese pago que no nos va a revertir en nada.

¿Cómo se han vivido las Fiestas de Remedios una vez que parece que estamos algo más cerca de la normalidad?

Las Fiestas de Remedios fueron una apuesta arriesgada por parte de este Gobierno Municipal, porque hemos visto como muchos ayuntamientos seguían suspendiendo sus fiestas en los meses de agosto y septiembre y otros suspendían otra clase de eventos. Nosotros, desde el mes de enero teníamos claro que íbamos a hacer fiestas patronales. Desde entonces nos pusimos a organizar la feria taurina, que se presentó incluso en mayo en Fitur, y de las actividades culturales. Teníamos claro que poniendo las medidas de prevención necesarias, se podían desarrollar todos los eventos que se habían programado. Evidentemente no ha habido actividades de calle en las que no se pudiera controlar los aforos, pero sí que hubo actividades para los niños, hubo conciertos, hubo feria,… y creo que los datos están ahí. La incidencia de contagios 15 días después de las celebraciones no solo no subió, sino que siguió con su tendencia a la baja, algo que es resultado de la responsabilidad de todos los ciudadanos y les felicito por ello. Había ganas de reencuentro con los seres queridos y amigos y además ha supuesto un importante impacto económico en el comercio local.

Para terminar, ¿qué perspectivas de futuro hay en Colmenar Viejo y que le puede decir a los vecinos de cara a lo que queda de legislatura?

Mi perspectiva de lo que tenemos por delante es muy buena. Viendo cómo la evolución de la vacunación nos va permitiendo recuperar la normalidad en todas las actividades, animo a todos los ciudadanos a que vayan saliendo a la calle, recuperen su actividad, que participen en la programación cultural y que pueden ir a comprar en nuestros comercios locales productos de calidad con seguridad y con responsabilidad. Porque, si algo hemos aprendido y estamos muy concienciados es de que tenemos que utilizar la mascarilla cuando entramos en un interior, que hay que usarla en el exterior cuando hay aglomeraciones o que tenemos que mantener una higiene constante y eso nos permitirá recuperar esa normalidad que, estoy seguro de que con el esfuerzo de todos vamos a recuperar.

Vamos a tener optimismo y desde el Ayuntamiento vamos a hacer ahora un esfuerzo para que esa vuelta a la normalidad venga acompañada de mejoras en el municipio, acompañado de una agenda importante de actividades para que podamos salir a disfrutar y a convivir con el resto de ciudadanos y con el horizonte muy puesto en seguir buscando la sostenibilidad en el municipio, algo que haremos a través de una plan para instalar placas solares en aquellos espacios públicos donde creemos que pueden ponerse -como los pabellones deportivos- y aprovechar la energía solar; con un plan de renovación de farolas para mejorar la iluminación con tecnología LED; además de poner en marcha todos esos planes de mejora que comentaba en parques, calles y espacios peatonales como los accesos a los colegios.

Tenemos un horizonte bonito, un horizonte de transformación del municipio y, con el apoyo de los ciudadanos y la responsabilidad de todos, van a salir adelante beneficiándonos a todos.