Restricciones para el sector de la hostelería en Illescas, Seseña, Ugena y Yuncos

680

El delegado de FEDETO en Illescas, Javier Fernández, ha informado sobre las restricciones que afectarán al sector de la hostelería de la zona de la Sagra, a causa de las nuevas medidas que se han adoptado desde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para hacer frente a la pandemia de la Covid-19 ante los últimos rebrotes que se han producido en localidades como Illescas, Seseña, Ugena y Yuncos.

En ese sentido, según ha informado, las medidas más importantes y que afectan directamente al sector de la Hostelería y la Restauración son:

  1. Se ha prohibido el servicio en el interior de los establecimientos, tanto en barra como en mesa.
  2. El servicio de terraza sí se sigue permitiendo, pero estará limitado al 50% del aforo permitido hasta ese momento.
  3. Restricciones en Hoteles: 75% de su capacidad de aforo y zonas comunes sólo hasta el 50%
  4. En los establecimientos comerciales se deberá continuar con las medidas establecidas (1,5 m de distancia de seguridad siempre dentro del establecimiento, control del aforo), si bien es cierto que existe la obligatoriedad de utilizar gel o solución hidroalcohólica siempre en la entrada)

En ese contexto, ha destacado Fernández, «lógicamente, estas medidas van a suponer de entrada el cierre durante al menos 14 días de aquellos locales que no dispongan de terraza, así como a la suspensión de cualquier evento o celebración que estuviera reservada en el interior para los próximos días, con el perjuicio que esto conlleva».

Desde FEDETO, ha dicho, «pensamos que no se puede tomar una medida de estas características sin previo aviso, de la noche a la mañana y sin ni siquiera publicar esta resolución en el DOCM, pues los establecimientos apenas tendrán tiempo para avisar a aquellos clientes que tuvieran algún evento contratado para este fin de semana (bodas, bautizos, comuniones u otras celebraciones)».

Por ello, ha continuado, «esperamos que todos los perjuicios que esto acarrea puedan ser resarcidos de una forma o de otra por las Administraciones correspondientes, pues restricciones de este tipo llevan a cualquier sector a la ruina. Esta consideración se hace extensible para cualquiera de los sectores productivos».

Además, ha asegurado Fernández, «estamos convencidos que el mayor porcentaje de incidencia del virus no está localizado en estos establecimientos hosteleros, sino principalmente, en reuniones y eventos familiares y/o privados» y ha añadido que «el sector empresarial acepta que deban establecerse restricciones en las actividades y seguirá colaborando como hasta hora, pero exigimos que las limitaciones se adopten con más previsión, contando con los empresarios y sus representantes, y tratando de evitar tantos perjuicios».