El nuevo protocolo que flexibiliza la vida en las Residencias de Mayores

Destinado a aquellos centros cuyos usuarios y trabajadores dispongan de la pauta completa de la vacuna. Quedan permitidas las visitas en las habitaciones y el contacto físico entre residentes en las actividades grupales y comedor.

124
CAM. -

La Comunidad de Madrid ha anunciado la actualización del protocolo de visitas y salidas que hasta ahora venía utilizándose en las Residencias de Mayores desde el pasado 16 de abril.

Un nuevo protocolo que permite flexibilizar más la actividad de los residentes de los centros en los que ya estén vacunados con la pauta completa todos los trabajadores y usuarios.

Con estas nuevas medidas, los dos visitantes que pueden acceder al centro para ver a un residente, podrán hacerlo desde ahora en su propia habitación, siempre que los mayores se encuentren completamente inmunizados con las dos dosis de la vacuna.

Sin embargo, esta actualización del protocolo sigue recomendando llevar a cabo las visitas en el exterior de las instalaciones, donde además no hay limitación horaria ni debe circunscribirse a una determinada área del centro destinada a las visitas. Para ello, el protocolo recomienda a las residencias, habilitar más zonas dentro de sus instalaciones que favorezcan los encuentros.

Sobre la dinámica interna y el día a día de los mayores, el nuevo protocolo permite que los usuarios con la pauta completa de la vacuna puedan comer juntos sin guardar distancia de seguridad. Al tiempo que ofrecen la posibilidad a las cafeterías de permanecer abiertas con un aforo del 50% en interiores.

Algo similar ocurre con las actividades grupales, donde todos los residentes completamente vacunados, pueden tener contacto físico sin necesidad de mantener la distancia de seguridad aunque siga siendo necesario el uso de la mascarilla.

Para todos los mayores que realicen visitas fuera del centro, el nuevo protocolo continua disponiendo de algunas recomendaciones básicas. Desde mantener la distancia de seguridad, a realizar una higiene de manos constante y hacer uso de la mascarilla. Es decir, cumplir con las medidas que se aplican a la población general.