EFEMÉRIDES, 6 de Agosto – Tauromaquia

111
Desplante de Maravilla

ZAPATERO.- Cornúpeto de la vacada del conde de la Patilla, que fue lidiado en Vitoria el 6 de agosto de 1884. Aguantó, siempre recargando, buen número de varas, derribando muchas veces. Hizo seis bajas en las caballerizas.

En la plaza toros “El Chofre” de San Sebastián (Guipúzcoa), tomó la alternativa Nicanor Villalta el 6 de agosto de 1922 en corrida de ocho toros de José Bueno antes del marqués de Albaserrada. El espada mexicano Luis Freg le cedió la lidia de Capotero siendo testigos Marcial Lalanda y Pablito Lalanda.

Villalta a punto de iniciar el paseíllo

El 6 de agosto de 1933 tomó la alternativa en Santander el diestro mexicano Lorenzo Garza. Tuvo como padrino de la ceremonia a Pepe Bienvenida y de testigo a Antonio García “Maravilla”  siendo los toros de Celso Cruz del Castillo. Renunció a la alternativa y siguió toreando novilladas para volverla a tomar el 5 de septiembre de 1934 en Aranjuez (Madrid) con Juan Belmonte y Marcial Lalanda. Garza fue un torero de contradicciones y en los momentos sublimes, por la calidad de su toreo, se le llamó “Lorenzo el Magnífico” y por los escándalos y polémicas un periodista le apodó “El Ave de las tempestades”.

Lorenzo Garza rezando antes de partir para la plaza

El 6 de agosto de 1953 hicieron el paseíllo en Madrid para torear mano a mano, los novilleros Victoriano Posada y Manuel Jiménez “Chicuelo II”. Salieron al redondel 5 novillos de Sánchez Cobaleda y uno de Rodríguez Santana. Posada fue silenciado en sus dos primeros y le cortó una oreja al quinto. Chicuelo se alzó triunfador al ser premiado con las dos orejas del segundo y una del cuarto y sexto saliendo a hombros de la plaza.

Media verónica según Chicuelo II

Corrida concurso en Viz-Fezensac (Francia) el 6 de agosto de 2010. Cartel netamente francés con tres espadas galos y seis ejemplares de ganaderías del país. Abrió el cartel Marc Serrano que fue ovacionado en el primero de Yonnet y dio la vuelta al ruedo tras pasaportar al de L’Astarac. Julien Lescarret fue ovacionado al concluir su faena al segundo de Tardiu y premiado con las dos orejas del excelente quinto, D’Artagnan nº156 al que se dio una merecida vuelta al ruedo. Completó la terna Julien Miletto que fue silenciado en el tercero, un sobrero de L’Astarac y premiado con las dos orejas de otro gran toro, el sexto, Fosforito, con el hierro de Pagés-Mailhan. Lescarret y Miletto salieron a hombros de la plaza. El premio al mejor toro de la corrida concurso fue compartido por los dos ejemplares premiados con la vuelta.

Paseíllo en Vic-Fezensac