Alcobendenses de nacimiento, adopción y corazón unidos por la Virgen de la Paz

43

“Alcobendas tiene nombre de mujer”. Esto es lo que decía Ana Obregón, pregonera este año de las fiestas patronales de la Virgen de Nuestra Señora de la Paz. Una festividad que, por primera vez, Rocío García Alcántara, la vive como Alcaldesa de la ciudad. Antes de que la actriz saliera al balcón del Centro Cívico para dirigirse a sus vecinos, la Alcaldesa Popular explicaba por qué le propuso el pregón a la actriz. “Yo soy la primera mujer alcaldesa de la ciudad y me hacia especialmente ilusión que la primera pregonera fuera una mujer. Ana Obregón es una mujer con valores, con principios, una mujer alegre, valiente y que ha pasado por momentos de tristeza, que ha superado gracias a la fe que tiene. Y por eso estamos aquí, en Honor a nuestra Virgen de la Paz”.

Alcobendenses  de nacimiento, de adopción o de corazón se congregaban en la Plaza del Pueblo. Unos para ver a la afamada presentadora de cerca, otros para escucharla, y todos para bailar al ritmo del Dj Pulpo y de Juan Peña, y degustar el chocolate con churros, con el que quiso convidar el Ayuntamiento a sus habitantes y visitantes.

La devoción de la Virgen de la Paz emana desde el corazón de los más pequeños de la casa a los más mayores. “La Virgen para mi lo es todo”, expresaba una mujer, que lleva más de 50 años viviendo en Alcobendas, y que no hay una sola vez que no haya estado presente en la procesión.

Pero además de los tradicionales actos religiosos, en esta ocasión el Consistorio ha preparado un programa muy completo en el que hay un lugar destacado para la cultura, el deporte, la gastronomía, y la música.

Iglesia de Nuestra Señora de la Virgen de la Paz

Este año la Hermandad Nuestra Señora de la Paz ha vuelto a organizar la tradicional Gala de la Paz, que, en esta ocasión, se celebrará el próximo viernes 26 de enero, en el Teatro Auditorio Ciudad de Alcobendas, donde actuará el artista Aarón Vivancos, y se procederá a la entrega del Premio de la Paz 2024, una distinción que recogerá la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) por su encomiable labor de investigación y apoyo a los que sufren esta enfermedad. Porque la alegría, la festividad y las ganas de pasarlos bien siempre sientan mejor si van de la mano de la solidaridad. ¡Viva Alcobendas! ¡Viva la Virgen de la Paz!