El ruido generado por los aviones ha aumentado en los últimos dos años en diferentes áreas de San Sebastián de los Reyes

120

Una de las localidades más afectadas por los sonidos que producen los aviones del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas es San Sebastián de los Reyes.

Se trata de un problema histórico que ha empeorado considerablemente en los últimos dos años.

El ruido ha aumentado de manera significativa en las áreas por donde solían pasar las aeronaves, tal como la urbanización La Granjilla o Fuente del Fresno, además de convertirse en un dolor de cabeza para las familias de zonas donde antes apenas se percibía el ruido, como Dehesa Vieja o el centro de la ciudad.

El equipo de Gobierno ha estado trabajando desde el comienzo del mandato en soluciones efectivas a corto, mediano y largo plazo para lograr una reducción notable del ruido.

El concejal de Medio Ambiente, Diego D. García, y la alcaldesa de San Sebastián de los Reyes, Lucía S. Fernández, celebraron una reunión el 26 de octubre del año pasado con los responsables de AENA y ENAIRE, donde solicitaron medidas efectivas frente a la situación que padecen numerosos habitantes y pidieron datos precisos sobre el ruido de los aviones.

Tras recibir la documentación requerida, ambos se reunieron en diciembre con una representación de las familias afectadas para mostrarles con pruebas oficiales y objetivas los hechos y la postura actual del Ayuntamiento.

Las estadísticas oficiales evidencian que la alteración de trayectoria (en términos técnicos: “modificación de la codificación salida corta 36L oeste”) que requería el Ayuntamiento a AENA el 6 de octubre de 2021 ha generado un incremento sumamente significativo del ruido en Fuente el Fresno, Dehesa Vieja y en La Grajilla.

En otras palabras, el inconveniente, lejos de resolverse con el cambio de ruta solicitado en 2021, se ha ampliado considerablemente en las tres zonas del municipio.

Propuestas consensuadas para futuras reuniones

Se encuentra en desarrollo una solución por parte del equipo de Gobierno actual que reducirá significativamente el impacto del ruido en las áreas pobladas afectadas y que beneficiará a todos los residentes.

Esta propuesta se presentará a AENA y ENAIRE durante la reunión programada para el 28 de febrero, en la cual la alcaldesa Lucía S. Fernández y el concejal de Medio Ambiente Diego D. García se reunirán con los responsables de estas entidades.

La primera solución ha sido elaborada en consulta con expertos en la materia y los técnicos municipales, de manera rigurosa y considerando todas las quejas y sugerencias presentadas por los vecinos afectados a través de varios medios (registro municipal, WhatsApp, correo electrónico, redes sociales, etc.).

Se solicitará la reversión del cambio en la codificación de salida corta por la pista 36L, que está actualmente en vigor, en este sentido.

Es decir, se pedirá que se revierta la propuesta del Ayuntamiento del 6 de octubre de 2021, implantada el 8 de septiembre de 2022 y ha causado un gran daño para el municipio.

Además, se buscará implantar la solución técnica que permite agrupar las trayectorias en un único haz (solución mediante Radio Fijo RF) con el objetivo de disminuir el impacto acústico en todos los núcleos de población afectados.

También se plantearán medidas adicionales como el traslado de la baliza de giro, el uso preferente de la salida larga por la pista 36L (es decir, la ruta norte), especialmente para vuelos transoceánicos, o la reducción del horario de uso de la salida corta a través de una revisión de los horarios nocturnos.

Antes de esta reunión con AENA y ENAIRE, la alcaldesa está llevando a cabo diferentes encuentros con representantes de los vecinos para explicar las medidas solicitadas.

Tras la celebración del encuentro, se celebrará una reunión con todas las familias afectadas en un lugar público en el que se detallarán minuciosamente todas las propuestas realizadas y los acuerdos alcanzados.

Este asunto fue llevado por Lucía S. Fernández, en la pasada administración, a la Asamblea de Madrid y al Congreso de los Diputados, escalando el problema a nivel regional y nacional, con el objetivo de obtener una respuesta efectiva por parte del Gobierno de la nación, la cual aún no ha ocurrido.