La Consejería de Agricultura de Castilla y León busca prevenir la propagación del topillo en la temporada de cultivo

112
Field vole (Microtus agrestis) kept in hand by researcher

Insiste aún la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural en la necesidad de implementar acciones preventivas y de control completo que puedan prevenir una futura propagación del ratón de campo en las tierras de Castilla y León durante la presente temporada de cultivo.

Por consiguiente, después de haber llamado la semana anterior a la  Comisión de Roedores , el Departamento solicitó ayer la colaboración del Gobierno central, las Diputaciones Provinciales y la Confederación Hidrográfica del Duero para llevar a cabo dicha labor de prevención.

Estuvieron presentes en la reunión delegados de la Delegación del Gobierno, ADIF, la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), Diputaciones Provinciales, así como de Agroseguro, Organizaciones Profesionales Agrarias (Asaja, UPA-COAG, UCCL) y cooperativas (Urcacyl).

Por su parte, acudieron representantes de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (Itacyl), la Consejería de Sanidad, la de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, y la de Sanidad. 

Medidas de prevención

El Observatorio de Plagas del Itacyl comunicó a todos los participantes las acciones a seguir, al igual que se informó a todos los agricultores el pasado mes de septiembre.

Destacan entre estas indicaciones para los labradores, el arada del suelo para eliminar los pasillos y guaridas del ratón de campo, la formación de zonas de resguardo, mantener el follaje bajo en lo que se refiere a las plantaciones de alfalfa (cultivo que requiere mayor atención), utilización de sustancias fitosanitarias aprobadas o la colocación de recipientes nidos para aves rapaces, entre diversas opciones.

Asimismo, los gestores también deben tener en cuenta los medios de dispersión no cultivables (cunetas, arroyos, desagües, fronteras herbáceas entre parcelas, áreas adyacentes a infraestructuras de transporte y agua, áreas de protección de cursos de agua, …), y llevar a cabo la eliminación de la vegetación en aquellas que sean colonizadas por el topillo, siempre que sea factible y teniendo en cuenta que esta medida es más efectiva si los cultivos adyacentes no están desarrollados.

Toda la gama de sugerencias y sus especificaciones están accesibles en la página  en línea del Observatorio de Plagas del Itacyl​.