Evita el golpe de calor en tu mascota durante los viajes en coche este verano

178

El verano es la temporada perfecta para hacer escapadas en coche y disfrutar de vacaciones en familia, y por supuesto, nuestras queridas mascotas no deben quedarse atrás. Sin embargo, viajar con animales en verano requiere una planificación cuidadosa para garantizar su seguridad y comodidad.

Antes de comenzar el desplazamiento, verifica que tu coche esté listo para llevar a tu mascota. Sitúa una manta o una funda en el asiento trasero para resguardarlo y brindar una superficie confortable para tu mascota. Si es posible emplea un trasportín seguro o un arnés de vehículo para mascotas para conservar a tu amigo peludo protegido durante el trayecto.

Es fundamental mantenerse hidratado durante los desplazamientos en automóvil, sobre todo en verano. Asegúrate de llevar contigo una cantidad adecuada de agua fresca para tu mascota y procura ofrecerle pequeñas cantidades de forma periódica durante el trayecto. Para prevenir posibles mareos y malestares estomacales, evita darle de comer justo antes de emprender el viaje y opta por una comida ligera unas horas antes de salir.

Realiza pausas frecuentes cada dos de horas para que tu animal pueda estirarse, hidratarse y hacer sus necesidades. Encuentra lugares seguros y con sombra para detenerte y permitirle a tu acompañante descansar.

Aunque las ventanas se encuentren ligeramente entreabiertas, un automóvil puede calentarse rápidamente durante el verano, convirtiéndose en una amenaza mortal para tu animal de compañía. Jamás la abandones en el vehículo, ni siquiera por algunos instantes. El golpe de calor constituye una urgencia médica que puede suceder en cuestión de minutos.

Verifica que el vehículo esté correctamente aireado y con una temperatura apropiada para tu mascota. Utiliza el aire acondicionado o abre las ventanas para mantener un clima fresco. En jornadas de intenso calor, piensa en desplazarte temprano por la mañana o al anochecer, momentos en los que las temperaturas son más suaves.

Lleva algunos de los juguetes preferidos de tu animal de compañía para mantenerlo entretenido durante el desplazamiento. Además, puedes añadir su cama o una manta conocida para reforzar su sensación de seguridad y comodidad.

Es aconsejable incluir un conjunto de primeros auxilios para animales que contemple elementos básicos como vendajes, antiséptico y los tratamientos que pueda requerir tu mascota. Además, resulta conveniente tener a disposición los contactos de veterinarios de urgencia tanto en el trayecto como en el lugar de destino. No olvides su ficha de vacunación y cualquier otra documentación médica pertinente.

Los desplazamientos en automóvil pueden provocar ansiedad o náuseas en ciertas mascotas. Consulta a tu veterinario acerca de alternativas viables, como fármacos para la inquietud o el malestar. Permanece tranquilo y ten paciencia; es probable que tu mascota precise un período de aclimatación al trayecto.

Una vez que llegues a tu destino, permite que tu mascota explore su nuevo entorno con calma. Dale tiempo para acostumbrarse y asegúrate de que tenga acceso a agua y un lugar cómodo para descansar.