La Fiscalía investiga por primera vez al rey Juan Carlos

0
73
La Fiscalía investiga por primera vez al rey Juan Carlos
Es la primera vez que la Justicia investiga al monarca sobre supuestos delitos cometidos durante su mandato, hasta su abdicación el 19 de junio de 2014. No se excitó el celo de la Justicia cuando se hicieron públicas otras confidencias de Corinna a Villarejo en las que la examante del monarca se refería a la forma en que ella había organizado el blanqueo de la fortuna de Don Juan Carlos La última vez que el monarca llegó a las puertas del Supremo fue cuando se juzgó a Javier de la Rosa, representante de KIO, el fondo kuwaití, acusado por Kuwait de haberse apropiado de importantes cantidades de dinero. De la Rosa trató de explicar que una parte de ese dinero, 100 millones de dólares, se los había entregado a Don Juan Carlos a través de su administrador privado, Manuel Prado y Colón de Carvajal, para que el Rey favoreciera los intereses de la familia real kuwaití apoyando la invasión de Irak para que Sadam Hussein se retirara del emirato

Sin Maldad / José García Abad*

Por primera vez, la Fiscalía investiga al rey Juan Carlos a raíz de que Villarejo filtrara la grabación de una conversación entre el excomisario y Corinna mantenida en 2015, en la que ésta daba cuenta de que el monarca había cobrado una comisión por la adjudicación en 2011 del AVE en Arabia Saudí a doce empresas españolas, entre ellas a OHL. La comisión ascendería a 80 millones de euros, de la que una parte recalaría en los bolsillos del rey Juan Carlos.

De nuevo aparecen juntos el monarca y Villar Mir. Las investigaciones policiales y judiciales sobre OHL, la empresa familiar de Villar Mir, dieron el pasado mayo un paso cualitativo al señalar la Audiencia Nacional su hipótesis de que los casos de sobornos para conseguir obras no son sucesos aislados, sino operaciones sistemáticas con el maletín en ristre. Pintan así a OHL como una organización delictiva que utilizaba la compra de funcionarios de las distintas administraciones públicas como parte de una estrategia establecida al efecto.

Su pequeño poder ejercido en el sector durante muchos años, por llamarlo de alguna forma, estuvo cimentado en parte con sus pagos al rey Juan Carlos, quien le correspondió con el marquesado que lleva su nombre por “la destacada y dilatada trayectoria de don Juan Miguel Villar Mir al servicio de España y de la Corona”.

El hombre que ha creado un imperio con presencia en medio mundo sufre ahora una corona de espinas. El juez Velasco investiga la implicación de su empresa en sobornos a Ignacio González, expresidente de la Comunidad de Madrid, tras el registro de la sede de OHL. Los jueces brasileños investigan supuestos sobornos de su empresa. Se recuerdan los 530.000 euros entregados por Villar Mir a Luis Bárcenas para la financiación ilegal del Partido Popular.

Es la primera vez que la justicia investiga al monarca

Es la primera vez que la justicia investiga al monarca sobre supuestos delitos cometidos durante su mandato, hasta su abdicación el 19 de junio de 2014. No se excitó el celo de la Justicia cuando se hicieron públicas otras confidencias de Corinna a Villarejo en las que la examante del monarca se refería a la forma en que ella había organizado el blanqueo de la fortuna de Don Juan Carlos.

La última vez que el monarca llegó a las puertas del Supremo fue cuando se juzgó a Javier de la Rosa, representante de KIO, el fondo kuwaití, acusado por Kuwait de haberse apropiado de importantes cantidades de dinero. De la Rosa trató de explicar que una parte de ese dinero, 100 millones de dólares, se los había entregado a Don Juan Carlos a través de su administrador privado, Manuel Prado y Colón de Carvajal, para que el Rey favoreciera los intereses de la familia real kuwaití apoyando la invasión de Irak para que Sadam Hussein se retirara del emirato.

Corinna/Juan Carlos, el gran culebrón

Quedó probado ante los tribunales que De la Rosa ingresó 100 millones de dólares en una cuenta suiza de Manuel Prado y Colón de Carvajal cuando Sadam Hussein invadió Kuwait y así lo entendieron en el emirato. La entrega de los 100 millones de dólares al administrador del Rey quedó probada pero a partir de entonces se paró el proceso. No pudo investigarse si Prado entregó este dinero al monarca o se quedó con él, debido a que el Rey es constitucionalmente irresponsable y no puede ser juzgado.

En las relaciones sentimentales, en las que con frecuencia se pasa del amor al odio, no rige plenamente la racionalidad. Desconocemos si la ‘lobbysta’ Corinna se está vengando de algún agravio y hasta qué punto dice la verdad en sus conversaciones con el excomisario, que también responde a sus intereses chantajísticos. Ciertamente, el Estado no puede caer en el chantaje de Villarejo, pero los hechos son los hechos y no es poco frecuente que los tribunales se basen en filtraciones de reptiles.

Corinna ha sido letal para el rey Juan Carlos y una de las causas que provocó una abdicación forzada. Los ciudadanos pueden comprender las locuras de amor pero no es fácil tragar que el Rey aloje a su amiga, la ex princesa consorte Corinna zu Sayn-Wittgenstein, en el monte de El Pardo, a unos pasos del palacio de la Zarzuela, supongo que para mantenerla más a tiro, y que restaurara y habilitara con todos los lujos su palacete en este trozo del patrimonio nacional a costa del contribuyente. Y, por supuesto, que el Palacio de la Moncloa no afeara al jefe del Estado su conducta.


*Lleva ejerciendo la profesión de periodista desde hace más de medio siglo. Ha trabajado en prensa, radio y televisión y ha sido presidente de la Asociación de Periodistas Económicos por tres periodos. Es fundador y presidente del Grupo Nuevo Lunes, que edita los semanarios El Nuevo Lunes, de economía y negocios y El Siglo, de información general. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí