Comienza la producción del nuevo SUV Mazda CX-60

113

El pasado 18 de abril la compañía Mazda Motor Corporation celebró con una ceremonia el inicio de la producción en serie del nuevo SUV Mazda CX-60 en su planta nº 2 en Hofu (Japón).

La ceremonia contó con la presencia de unas cien personas relacionadas con la producción, entre ellas empleados de la planta de Hofu, proveedores locales y funcionarios de la prefectura de Yamaguchi. Un amplio público siguió el acto por internet.

El Mazda CX-60 es el modelo más importante para la marca en más de una década y está llamado a convertirse en una nueva referencia porque representa todo lo que Mazda ha ido incorporando a su ADN a lo largo de un siglo: un diseño extraordinario tanto en el exterior como en el interior, acabados según la mejor tradición japonesa, tecnologías avanzadas orientadas al ser humano y una motorización de última generación.

Este modelo es además el primer híbrido enchufable que Mazda presenta en el mercado europeo de SUV. Su motorización combina un motor de gasolina 2.5 l. Skyactiv-G de cuatro cilindros e inyección directa con un motor eléctrico de 129 kW y una batería de alta capacidad de 17,8 kWh y 355 V.

La suma de un motor de gasolina y otro eléctrico hace posible un desarrollo de potencia total de 327 CV/241 kW y una poderosa entrega de par de hasta 500 Nm, lo que convierte al Mazda CX-60 PHEV en el modelo de producción en serie más potente de la historia de Mazda. Además, sus credenciales medioambientales son extraordinarias: el consumo de combustible WLTP en ciclo combinado es de tan solo 1,5 l/100 km, mientras que las emisiones de CO2 WLTP en ciclo combinado se han rebajado hasta 33 g/km.

La producción en serie del CX-60 europeo se inició el pasado 15 de marzo. El primer cargamento de vehículos con destino a Europa zarpará del puerto de Nakanoseki el 26 de abril.