Ayuntamiento de Boadilla del Monte avanza en la renovación de la escalera central del Palacio del Infante D. Luis

99

En la recuperación del Palacio del Infante D. Luis, el Ayuntamiento de Boadilla del Monte sigue avanzando, en esta ocasión con la renovación de la escalera central, ubicada en el extremo este del vestíbulo.

La misma se compone de tres secciones, conectando de manera directa y sin barreras las dos plantas principales, y permitiendo el acceso a la sección inferior que enlaza con el nivel del jardín.

El estado de la escalera mostraba una degradación causada por el aprovechamiento del espacio para filmaciones de películas, lo cual había modificado los acabados iniciales al añadir múltiples capas que habían alterado principalmente el área de la bóveda.

En dicha parte se incorporó un revestimiento adherido directamente a la superficie con pinturas y motivos inspirados en el estilo barroco, el cual también presentaba desprendimientos y falta de adhesión.

Las molduras ubicadas al comienzo del arco son las que mostraban un mayor desgaste, con grietas y desprendimientos localizados, además de reparaciones de diferentes periodos con acabados muy desiguales.

También las paredes presentaban un deterioro superficial significativo.

Se han llevado a cabo trabajos de restauración y actualización en las superficies verticales, incluyendo la recuperación de decoraciones y elementos arquitectónicos; intervención en el techo, con la eliminación de revestimientos y aplicación de acabados nuevos; mejora de las gradas, incluyendo la limpieza de piedra de granito, reposición de elementos faltantes y sellado de uniones, así como trabajos de cerrajería y preparación para la instalación de iluminación.

Nuevos planes

Se tiene planeado como última acción colgar la reproducción del lienzo del Infante D. Luis realizado por Antón Mengs en 1776 y cuyo original se encuentra en el Museo de Cleveland.

Del mismo modo, este año se van a encargar a la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando las réplicas de las esculturas clásicas en yeso que estuvieron en las hornacinas de la escalera, las cuales se conocen gracias a fotografías que se conservan desde principios del siglo XX y por el testamento del Infante D. Luis.

El costo de las obras ha sido de 33.284,60 €.