Iglesias deja la vicepresidencia para disputar a Ayuso la Comunidad de Madrid

Iglesias llega a Madrid para mitigar la caída de Podemos en la Comunidad y tiende la mano a Errejón para doblegar a Ayuso.

0
137

Pablo Iglesias anunciaba ayer su decisión de dejar la vicepresidencia segunda del Gobierno de España para presentarse como candidato a las elecciones de la Comunidad de Madrid del próximo 4 de mayo.

Una decisión que Iglesias comunicaba al presidente Pedro Sánchez minutos antes de anunciarlo de forma pública y que no era conocida por ninguno de los ministros socialistas hasta la comparecencia pública del ahora candidato a la presidencia de la Madrid.

Durante su anuncio público, Iglesias dejó entrever su intención para que sea Yolanda Díaz, actual ministra de Trabajo, la encargada de ocupar su lugar como vicepresidenta del Gobierno de forma simultánea con su puesto en el ministerio.

De la misma manera, Iglesias también dejaba clara su intención para que tomara el testigo de la cartera del Ministerio de Derechos Sociales la actual secretaria de Estado de Agenda 2030, Ione Belarra. Dos decisiones encaminadas a no perder cuota de poder dentro de la coalición de Gobierno formada por PSOE y la formación morada.

Una decisión para evitar el derrumbe de Podemos en Madrid

Desde que Iglesias anunciara su decisión de abandonar la vicepresidencia del Gobierno para presentarse a las elecciones de la Comunidad de Madrid, se han multiplicado las versiones que tratan de explicar el porqué de este controvertido movimiento.

“Si los militantes quieren, voy a presentarme a las elecciones. Un militante debe estar allí donde es más útil en cada momento. Necesitamos una candidatura fuerte. Madrid necesita un Gobierno de izquierdas“, aseguraba Iglesias durante el vídeo en el que expresaba su decisión.

Y es que Madrid supone el epicentro de Podemos. El lugar donde nació y desde el que procede su principal fuerza. Un hecho que, según los expertos, ha hecho que Iglesias se decida a luchar por el Gobierno de Madrid con el fin de salvar el devenir de la formación morada, que sufrió un serio revés en las últimas elecciones autonómicas de 2019.

Un varapalo terrible que, según las últimas encuestas, en lugar de mitigarse seguía acrecentándose. Con unos números que podrían dejar a Podemos incluso sin representación en la Asamblea de Madrid. Y con una Isa Serra incapaz de conseguir el tirón necesario para hacer despegar, de nuevo, a la formación morada.

Iglesias tiende la mano a Errejón

Durante su intervención pública, Iglesias aprovechó para lanzar un mensaje de acercamiento a Iñigo Errejón, quien fuera su mano derecha en Podemos, y actual número uno de Más Madrid.

“La enorme oportunidad requiere la responsabilidad y la altura de miras necesaria para ir todos unidos en una candidatura de izquierdas que sea capaz de ganar a Ayuso. Voy a proponer a los compañeros de Más Madrid una candidatura única para ganar”, aseguraba Iglesias.