Inauguración del nuevo Nacimiento del Ayuntamiento de Majadahonda tras el incendio del Belén municipal

183

El jueves se inauguró el nuevo Nacimiento del Ayuntamiento de Majadahonda, el cual ha sido reconstruido en solo cinco días luego del inesperado incendio del Belén municipal anterior durante la madrugada del sábado 2 de diciembre.

La alcaldesa de Majadahonda, Lola Moreno, fue acompañada por la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en esta destacada ceremonia navideña.

Gracias al desinteresado apoyo solidario de unos veinte voluntarios de la Escuela de Belenismo de Majadahonda y de la Asociación de Belenistas de la ciudad de Madrid, se ha logrado una rápida reconstrucción.

Durante el puente de la Inmaculada, varios grupos de Belenistas españoles y la Federación nacional se ofrecieron para colaborar en las tareas de reconstrucción.

Finalmente, la Asociación de Belenistas de la ciudad de Madrid proporcionó los equipos para el montaje, los edificios y las figuras, prestados por la parroquia de Santa Catalina, así como el Misterio con figuras centenarias, generosamente cedido por una vecina de Majadahonda.

A esto se suman los edificios que se salvaron del fuego, propiedad del Ayuntamiento.

Gracias a esta colaboración conjunta, Majadahonda ahora cuenta con un belén que captura el espíritu de estas festividades.

Se realizó la ceremonia de apertura, con la bendición a cargo del sacerdote de Santa Catalina.

Luego, la Coral Enrique Granados entonó una canción navideña y se brindó con chocolate y rosca a los presentes.

Visitas y horarios

Desde el 14 de diciembre hasta el 5 de enero de 2024, se mantendrá abierto al público el Belén en la sala de exposiciones de la Casa de la Cultura «Carmen Conde».

El horario será de lunes a viernes de 09:00 a 22:00 horas, y los sábados de 10:00 a 13:30 horas.

Los domingos, así como los días 24, 25 y 31 de diciembre de 2023, y el 1 y 6 de enero de 2024, no se permitirá el acceso al público.

El concejal de Fiestas, Ignacio Silván, y destacó «la magnitud de la contribución de los voluntarios, quienes han aportado su tiempo, conocimientos, herramientas y materiales para permitir a los majariegos disfrutar de un Belén que este año se erige como un símbolo de solidaridad y una manera muy especial de celebrar la Navidad».