Majadahonda facilita a sus residentes 100 contenedores especializados para reciclaje de desperdicios

71

Disponibles en las calles y áreas públicas, el consistorio de Majadahonda ha facilitado a los residentes 100 modernos recipientes especializados para la clasificación de desperdicios.

La mitad está destinada a recolectar aceite vegetal usado, un artículo también admitido en el punto de reciclaje, mientras que la otra mitad se destina a la acumulación de telas y prendas textiles.

Los tanques de aceite vegetal son de tonalidad naranja y los de textil de tono negro.

Ambos están prominentemente señalados y portan el emblema del Ayuntamiento.

Esta iniciativa busca simplificar el proceso de reciclaje de estos materiales al estar localizados en proximidad de los hogares de la comunidad.

Los contenedores color naranja poseen un tanque de 240 litros de capacidad y están equipados con un mecanismo anti derrames.

En el caso del aceite usado generado en los hogares, se debe recolectar y depositar en recipientes de plástico bien sellados.

Es necesario evitar el vidrio, ya que podría romperse al caer dentro del contenedor.

Estos depósitos disponen de un sistema contra pintadas para prevenir actos de vandalismo que impidan la lectura de las instrucciones de uso.

Se procede a tratar el aceite vegetal reciclado con el fin de separar las impurezas y poder utilizarlo en la producción de biocombustible.

Recolección selectiva

Gracias a este proceso de recolección selectiva se previene que el aceite usado termine en los desagües y cause obstrucciones en tuberías, alcantarillas, etc.

Se puede colocar en los recipientes de reciclaje de textiles tanto ropa usada como toallas, manteles, cortinas e incluso bolsos y zapatos, siempre y cuando estén en bolsas cerradas.

Estos contenedores tienen una capacidad de 2,31 metros cúbicos y cuentan con un innovador sistema de cierre con código para evitar que los saquen.

Desde la concejalía de Medio Ambiente, su encargada, Laura Romero, indicó que “esta es una medida más que se suma a las políticas de sostenibilidad y cuidado del medioambiente que estamos llevando a cabo en Majadahonda y que facilita a los vecinos la recogida de materiales cerca de su casa que pueden tener una segunda vida”.