Sanitarios por la nieve para llegar a sus guardias en Puerta de Hierro

0
62
El cirujano que corrió 17 km sobre la nieve para llegar al Hospital Puerta de Hierro.

El temporal Filomena que, durante el fin de semana, descargó hasta 50 cm de nieve sobre Majadahonda, ha dejado imágenes para la historia que demuestran la valentía, vocación y compromiso de sus protagonistas.

Es el caso de varios sanitarios del Hospital Puerta de Hierro que, debido a las pésimas condiciones de las calles, tuvieron que llegar a pie a su puesto de trabajo para poder relevar a unos compañeros que redoblaban turnos ante la falta de personal.

Algunos ataviados con esquís, como es el caso de una enfermera de Puerta de Hierro que tuvo que atravesar la M-50 para llegar de Boadilla al hospital majariego y que fue grabada por un vecino durante su trayecto. La doctora Esther Montero, o el intensivista Alfonso Ortega, son otros de los héroes que consiguieron llegar a sus puestos de trabajo pese a la nieve.

Otro excepcional caso es el del residente de Cirugía Torácica que consiguió llegar al hospital tras correr por la nieve cerca de 17 kilómetros durante casi dos horas para iniciar su guardia. “Después de 17 kilómetros de pura nieve, una hora y tres cuartos, he llegado al hospital para poder hacer la guardia, así estamos. Un saludo”, tuiteaba el joven residente tras su llegada a Puerta de Hierro.

Como ellos, otros muchos compañeros sanitarios, necesitaron la colaboración de Protección Civil para poder acceder a sus puestos de trabajo. O incluso de la colaboración de ciudadanos anónimos que se organizaron a través de las redes para trasladar a los sanitarios a sus puestos de trabajo mediante sus vehículos 4×4.

“Si algún médico/enfermero que viva en la zona de Aravaca, Pozuelo o Majadahonda. Necesita que mañana o pasado le lleve/traiga del Puerta de Hierro, tengo el coche equipado y experiencia en conducir en Nevadas. Puede contactar conmigo. RT para difusión”, tuiteaba un vecino del noroeste de Madrid.

Del mismo modo, los vecinos del edificio situado frente al hospital mostraron su solidaridad con los sanitarios atrapados por el temporal llevándoles comida y víveres en la jornada del sábado ante la falta de alimentos.

Unos sanitarios que, en algunos casos, se vieron obligados a redoblar sus turnos ante la imposibilidad de ser relevados por sus compañeros. Como ejemplo el de las dos auxiliares de paritorio que el sábado publicaban en redes un vídeo donde aseguraban que se disponían a comenzar su tercer turno de guardia tras quedar incomunicadas por la nieve.