El IES Gerardo Diego de Pozuelo seguirá sin ruta para sus alumnos

La propuesta favorecería a alrededor de 50 familias de la zona norte y tendría unos costes aproximados de 33.000 euros al año.

80

El instituto público Gerardo Diego de Pozuelo seguirá sin contar con el servicio de ruta para sus alumnos después de la negativa del Pleno a la propuesta llevada por el grupo socialista en la sesión ordinaria de septiembre.

Una propuesta en la que los socialistas solicitaban la instauración de un sistema de ruta para los niños que viven en la zona norte de Pozuelo o en distritos de Madrid anejos al municipio como Aravaca, Latina o Moncloa.

Durante su intervención, el portavoz socialista, Ángel González Bascuñana, aseguró que el IES Gerardo Diego no cumple con los parámetros necesarios para implantar el servicio de ruta cubierto por la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid. A saber: una conexión que supere los 3 kilómetros de distancia en línea recta. Y que el trayecto no exceda los 30 minutos de duración.

Por ello, desde el PSOE creen necesaria la búsqueda de alternativas que permitan un “acceso seguro y rápido” a los alumnos del Gerardo Diego. Una alternativa en la que, desde la dirección del centro, ya se está trabajando.

La fórmula más eficiente, tal y como han estudiado desde el centro, sería implantar un servicio de ruta que cubra el trayecto entre el entorno de la calle Peñalara y el IES Gerardo Diego en su acceso por la calle Polonia, estableciendo un máximo de una o dos paradas intermedias.

Un servicio que, según comentaba Bascuñana, podría favorecer a alrededor de 50 familias de la zona norte de Pozuelo y que tendría unos costes aproximados de 33.000 euros al año. Lo que supone unos costes familiares de cerca de 110 euros al mes por alumno.

Ante estas cifras, la propuesta del PSOE consistía en dotar una partida presupuestaria para financiar el coste del servicio de ruta del IES Gerardo Diego “con un monto suficiente”.  O bien, poniendo a disposición del instituto un servicio de ruta “cubierto de forma directa por el Ayuntamiento”.

La propuesta fue rechazada con los votos en contra del Partido Popular y Ciudadanos. Pese a contar con el apoyo de los ediles de Vox y la concejal de Somos Pozuelo. Por su parte, el concejal no adscrito, decidió abstenerse.