Pozuelo estrena presupuestos de PP y Vox ante las críticas de la oposición

Unos presupuestos que alcanzarán los 107.610.352 euros y en los que adquiere gran protagonismo el elevado gasto en inversiones para la ciudad.

0
83
La alcaldesa de Pozuelo, Susana Pérez Quislant, durante una de las sesiones del Pleno.

El Ayuntamiento de Pozuelo estrena presupuestos en este 2021 tras la aprobación del texto por parte de Vox y Partido Popular durante la sesión extraordinaria del Pleno celebrada el pasado 30 de noviembre de 2020.

Unos presupuestos que alcanzarán los 107.610.352 euros y en los que adquiere gran protagonismo el elevado gasto en inversiones para la ciudad. Además, para hacer frente a estas inversiones públicas el equipo de Gobierno podrá contar con el remanente de tesorería del Consistorio valorado en más de 20 millones de euros.

Entre las inversiones más relevantes, destacan la reforma y acondicionamiento de la mediana de la avenida de Europa, valorada en 3,2 millones de euros; la mejora de varias vías públicas y rotondas por importe de 1,5 millones; y la rehabilitación de la zona de la Estación por valor de 1 millón de euros.

Además, se acometerá la mejora del entorno del Arroyo Pozuelo por valor de 950.000 euros y la renovación del Parque de Las Minas valorada en 864.530 euros. En este ámbito, también se procederá al acondicionamiento del parque Fuente de la Salud y a recuperar los caminos del Monte de Pozuelo. Unas inversiones valoradas en 590.762 y 689.685 euros respectivamente.

El Consistorio también prevé en sus cuentas públicas la construcción de una zona para la práctica de skatepark y el pump track valorada en 325.000 euros; la renovación de algunas de las áreas de juegos infantiles del municipio por valor de 400.000 euros; y la instalación de vestuarios para los equipos de rugby en la Ciudad Deportiva Valle de las Cañas por importe de 771.448 euros.

Bajada del IBI y ayudas a familias, empresarios y comerciantes

Los nuevos presupuestos para el 2021 de Pozuelo también incluirán una importante bajada de impuestos y ayudas a las familias, empresarios y comerciantes.

En concreto, las cuentas públicas del 2021 contemplan una bajada del IBI de más del 5% y la congelación del resto de impuestos, tasas y precios públicos. Al tiempo que se recoge una partida valorada en 200.000 euros para la creación de la nueva empresa municipal de vivienda y suelo para que los jóvenes de la ciudad puedan vivir en los nuevos desarrollos de ARPO y Huerta Grande.

En el ámbito social, los presupuestos de Pozuelo incluirán un aumento del 40% destinado al programa de familia e infancia y un 45% a la partida de servicios sociales marcada por las necesidades generadas por el Covid-19. Además, se mantendrán las bonificaciones de ayuda al nacimiento con cantidades de hasta 2.500 euros y se volverá a incluir la ayuda para material escolar valorada en 100 euros por hijo.

Presupuestos marcados por la pandemia

Como no podía ser de otra forma, los presupuestos para 2021 estarán marcados por el Covid-19. Lo que se traduce en un incremento de más de 1,1 millones de euros para mejorar servicios municipales como la limpieza de colegios públicos, centros culturales, sociales y deportivos y edificios administrativos de Pozuelo con una partida valorada en 1,2 millones de euros.

Para la alcaldesa de Pozuelo, Susana Pérez Quislant, son unos presupuestos que “apuestan por las inversiones para seguir mejorando la ciudad, pero que también tienen en cuenta las necesidades provocadas por el Covid-19 en las familias y los comerciantes y autónomos”.

Criticas de la oposición

La aprobación de los presupuestos pudo llevarse a cabo gracias a la mayoría conseguida por el Partido Popular tras el apoyo de Vox y pese a contar con el rechazo del resto de formaciones políticas municipales.

El Partido Socialista se mostró muy critico ante unos “presupuestos continuistas” de PP y Vox, a los que tacha de olvidarse de la situación provocada por la pandemia de Covid-19. “En el pasado pleno municipal la señora Quislant se refirió al acuerdo de presupuestos con la extrema derecha, añadiendo que hubieran aceptado a cualquiera que hubiera propuesto temas interesantes para la ciudadanía de Pozuelo. Es preocupante que ninguna de las 120 enmiendas que hemos presentado le parezcan interesantes, y si lo sean las propuestas folclóricas de Vox”, detallaba el edil socialista Ángel González Bascuñana.

Por su parte, el concejal de Somos Pozuelo, Unai Sanz, se mostró más contundente si cabe tras comprobar, al igual que ocurriera con las 120 enmiendas del PSOE, que el Partido Popular desestimaba sus 102 propuestas. “Los presupuestos del PP y Vox ni ayudan a los más afectados por la pandemia ni piensan en el futuro”, criticaba Sanz.

“De nada han servido las 288 enmiendas que hemos presentado la oposición. O que llevemos días denunciando lo desacertado que es presentar un presupuesto que no se centre en ayudar a quien más está sufriendo en esta pandemia. PP y Vox imponen sus intereses partidistas, y nos dejan un presupuesto impropio de un municipio como Pozuelo. Que sirva como ejemplo los apenas 5 millones de euros que tenemos en inversiones, cuando hace un par de años eran más de 10 millones”, reflexionaba Sanz.

En este sentido giraban también las críticas de Ciudadanos; quien denunciaba la deriva radical del PP. “Estos son los presupuestos de la polarización, de la continuidad en el error y de la perseverancia en la radicalización de la política municipal”, denunciaba el portavoz naranja, Damián Macías.

“Ciudadanos no podía aceptar unos presupuestos que ignoraban los grandes problemas de Pozuelo, el drama de los comerciantes, los hosteleros y los miles de trabajadores que han perdido sus empleos, a los que el Partido Popular y Vox solo ofrecen migajas”, reflexionaba Macías.