Policía Local de Majadahonda realiza inspecciones en negocios de juguetes para garantizar la seguridad de los niños

125

Se están realizando inspecciones en los negocios que venden juguetes por parte de la Policía Local de Majadahonda, con el propósito de comprobar el cumplimiento de la legislación europea que garantiza la protección de los niños.

Esta acción forma parte de una campaña para asegurar que los establecimientos cumplen con los requisitos administrativos legalmente requeridos, garantizando así el cumplimiento de la normativa vigente en materia de consumo en los productos comercializados.

Específicamente, las revisiones se enfocan en comprobar que los juguetes se ajusten a las condiciones de seguridad y etiquetado requeridas por la normativa.

Estas condiciones incluyen reglas detalladas sobre aspectos particulares relacionados con la protección de los usuarios al utilizar juguetes, como características físicas, peligro de inflamabilidad, presencia de sustancias nitrosables y composición de metales.

En cuanto a las características físicas y mecánicas de los juguetes, se comprueba el cumplimiento de exigencias y pruebas para garantizar que no presenten esquinas puntiagudas, filos afilados, piezas diminutas u otros riesgos potenciales. Se otorga atención especial a la resistencia de las costuras.

En situaciones detectadas, se han decomisado peluches y juguetes que carecían del sello o etiquetado requerido para su comercialización.

En todos los bazares del municipio que comercialicen juguetes se realizarán estas revisiones, y cualquier falta detectada será reportada a los organismos competentes del Ayuntamiento de Majadahonda, la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid o al Instituto Nacional del Consumo, dependiendo del caso.

Destacando la importancia de asegurar la seguridad de los juguetes, Antonio Rodríguez, el concejal de Seguridad Ciudadana, resalta que en estas fechas es especialmente relevante.

Rodríguez indica que “en ocasiones, la seguridad de estos productos se ve comprometida debido a la venta de productos falsificados que no han pasado los controles aduaneros y no cumplen con la estricta normativa comunitaria que regula su comercialización. Esta normativa garantiza que los productos vendidos de acuerdo con sus disposiciones son seguros para los niños y no representan ningún peligro para su salud.”