Policía Nacional de Pozuelo de Alarcón celebra la festividad de los Santos Ángeles Custodios, patrones del cuerpo de seguridad

215

La festividad de los Santos Ángeles Custodios, patrones del cuerpo de seguridad, ha sido celebrada por la Policía Nacional de Pozuelo de Alarcón.

En esta celebración, la alcaldesa, Paloma Tejero, ha acompañado a los agentes.

También estuvieron presentes el Coronel del Ejército de Tierra Francisco José Gallardo, el comisario de la Policía Nacional de Pozuelo, José Manuel Valle, el concejal de Seguridad, Manuel Moreno, y el Comisario de la Policía Municipal de Pozuelo, Lorenzo Manuel Antolínez, entre otras autoridades.

El evento tuvo lugar en el MIRA Teatro de la ciudad.

En este festejo en honor a los Santos Ángeles Custodios se ha reconocido a agentes y representantes de la sociedad civil con condecoraciones y placas por su colaboración y respaldo en la mejora de la seguridad en el municipio.

Distinciones

De este modo, han sido distinguidos: la alcaldesa de Pozuelo, Paloma Tejero, el inspector de la Policía Municipal de Pozuelo, Francisco Ugena, la titular del Juzgado de Instrucción Nº2 de Pozuelo de Alarcón, Laura Bueso, el Comisario Jefe de la Comisaría de Alcorcón, Antonio Álvarez, y el Jefe de la Policía Local de Las Rozas, Manuel López.

Asimismo, han recibido premios: Rubén Valero, comandante de la Guardia Civil, la Asociación Santos Ángeles Custodios de España, Ignacio Romero, director de Seguridad y Operaciones de Metro Ligero, Antonio Mur y su esposa, Vanesa Martí, violinista, y José Mercé, cantaor flamenco.

Visiblemente emocionada, la alcaldesa recibió la distinción y resaltó «lo que este premio implica también a nivel personal». Tejero, quien inició felicitando a los agentes en su día, también destacó su entrega y labor «por preservar la vida y salvaguardar nuestro entorno en libertad y prosperidad».

Pozuelo de Alarcón se caracteriza por ser una ciudad segura y con una excelente calidad de vida, razón por la cual muchos optan por residir en ella.

Una parte emotiva adicional de la conmemoración fue el segmento «En Recuerdo», como tributo a los agentes policiales que perdieron la vida mientras estaban en cumplimiento de su deber.

Al ritmo de la canción «No es el final» varios miembros de la Policía Nacional llevaron una corona de laurel hasta el escenario donde la alcaldesa y el Jefe de la Comisaría la depositaron junto a la representación del Ángel Custodio.

Se inició la ceremonia con una misa realizada en el vestíbulo del teatro local y terminó con la proyección de un vídeo simbólico y la ejecución del Himno de la Policía Nacional.