Ponen casilleros individuales para teléfonos móviles en centros educativos de Las Rozas como parte del Plan de Bienestar Mental

77

Se ha alcanzado un acuerdo entre la mayoría de los centros educativos de Las Rozas (tanto públicos como privados y concertados) y el Ayuntamiento para implementar casilleros individuales para los teléfonos móviles de los estudiantes de secundaria y bachillerato en las escuelas y los institutos.

Esta iniciativa, única en Madrid y en todo el país, forma parte del Plan de Bienestar Mental de Las Rozas, el cual está siendo desarrollado por el Ayuntamiento en colaboración con diversas áreas de Gobierno.

Esta mañana se llevó a cabo una visita al IES Federico García Lorca por parte del alcalde de Las Rozas, José de la Uz, con el objetivo de conocer el funcionamiento de estos innovadores dispositivos.

En dicha visita estuvieron presentes la concejal de Educación, Cultura y Juventud, Gloria Fernández, el director del centro, Sergio Castro, y también la concejal de distrito Norte y Sanidad, Mónica Paraíso.

Empezó este mes de enero el proyecto, en sintonía con la vuelta a las aulas después de las vacaciones navideñas, en el CEIPSO El Cantizal y el IES Federico García Lorca, dos instituciones públicas donde ya se han colocado 250 y 420 armarios respectivamente.

Los armarios recién instalados operan con una cerradura personalizada para cada estudiante, quien deberá mantener su dispositivo guardado durante toda la jornada escolar.

“Estas taquillas son sólo para móviles, que ya están prohibidos en los centros educativos de la Comunidad de Madrid. No es una medida contra de las pantallas. Estamos totalmente a favor del uso de las nuevas tecnologías como herramienta de comunicación y educación, pero nos preocupa la adicción que los móviles pueda crear en nuestros jóvenes. Por eso, esta medida irá acompañada de cursos de buen uso de las TIC y el peligro de las RRSS, formación para las familias, etc.”, resaltó De la Uz durante su visita.

Verificado el funcionamiento de este proyecto de prueba, que se prolongará hasta el término del curso, y la aceptación por parte de los estudiantes, se implementará en todos los colegios interesados en estas casilleros.

En total, se colocarían más de 7.500 casilleros. El municipio se hará cargo de todos los costos de instalación, los cuales alcanzarían aproximadamente los 250.000 euros.

 

 

Plan de Salud Mental

Como parte de un Plan de Salud Mental más ambicioso, se está llevando a cabo una coordinación por parte de la concejalía de Educación, Cultura y Juventud, la cual está dirigida por Gloria Fernández.

En este plan, además, participan y colaboran los departamentos de Deportes, Sanidad, Emergencias y Servicios Sociales.

El objetivo de esta iniciativa es mejorar la salud mental, especialmente en la población infantil y juvenil, ya que se ha evidenciado la necesidad de una acción conjunta de toda la sociedad.

El Plan en el que se está trabajando busca integrar a todos los habitantes del municipio de Las Rozas con la finalidad de lograr la máxima participación posible.

“Este plan pretende alcanzar a todos los estamentos de la sociedad roceña pero en este caso que nos ocupa, la comunidad educativa de Las Rozas, una de las mejores de la región y de España, se ha mostrado muy interesada en participar y aportar sus propuestas”, afirmó el alcalde.

“Desde el equipo de Gobierno -continuó De la Uz- estamos en continua comunicación con los centros educativos para colaborar con ellos en todo lo que nos piden, y fruto de este trabajo conjunto nacen medidas como esta. Todos estamos viendo estos días como los propios padres demandamos medidas para controlar el uso de móviles en los menores, así como la necesidad de regular el uso de las nuevas tecnologías. Por eso hemos llegado a este acuerdo con la mayoría de los colegios e institutos de Las Rozas para trabajar juntos en esa línea y ya hemos dado el primer paso colocando las primeras taquillas”.