Peugeot apuesta por la electrificación

156

Con la llegada del Peugeot e-Rifter al mercado español, la marca ofrece versiones 100% eléctricas en todos los modelos de su gama de vehículos comerciales y polivalentes.

Fabricado en Vigo, el Peugeot e-Rifter aporta las ventajas de la movilidad eléctrica a la vocación polivalente de este modelo, pensado para enfrentarse, con solidez, a la aventura del día a día. La versión 100% eléctrica del modelo incorpora la silueta innovadora, la estética SUV, las prestaciones y el espacio interior sobre las que se ha basado el éxito de las alternativas gasolina y diésel de este modelo. Al igual que ellas, está disponible tanto en la versión Standard como en Long de 7 Plazas, ambas con 5 y 7 plazas.

Su batería de iones de litio de 18 módulos cuenta con una capacidad de 50 kWh, lo que le permite desarrollar 136 CV / 100 Kw de potencia, unidos a una autonomía de hasta 280 km, según el protocolo de homologación WLTP. La toma de carga, situada en la aleta trasera izquierda, permite la recarga de varias formas: desde una toma estándar, una toma reforzada o mediante una estación de carga e incluso en un cargador rápido.

Su interior, totalmente equiparable al de un monovolumen compacto, es un compendio de modularidad y sentido práctico. Con un volumen de carga, que va desde los 775 litros bajo bandeja de la versión 5 plazas a los 4.000 litros bajo techo con los asientos abatidos en la versión larga.

La consola central se ha rediseñado para acoger el nuevo mando de la caja “e-Toggle”, perfectamente integrado y ergonómico, que da acceso varias las funciones y favorece la autonomía y la suavidad.

El e-Rifter es un modelo con una fuerte personalidad en el segmento de los vehículos polivalentes, al apostar por una alianza perfecta entre la versatilidad que se exige a este tipo de turismos con el placer de conducir y la motor ele que se esperan de Peugeot, todo ello con un aire de ‘aventurero elegante’ que le distingue de sus rivales.