El sábado 29 de enero vuelve la fiesta de ‘La Vaquilla’ a Colmenar Viejo

95

Con la participación de catorce vaquillas, la fiesta de ‘La Vaquilla’ regresa a Colmenar Viejo el sábado 29 de enero.

La fiesta declarada de Interés Turístico Nacional desde 1986 adaptará su programación para garantizar la seguridad frente al Covid-19.

Las vaquillas partirán aproximadamente a las 16,00 horas de los lugares elegidos por cada una, para llegar al epicentro de la fiesta en la Plaza del Pueblo, donde se instalará una grada con más de 500 localidades que contará con control de acceso a la mismas para la gestión del aforo. Desde las 17,00 horas se repartirá caldo caliente en la misma Plaza.

A las 17,30 horas comenzará la lectura del pregón por las vaquillas Limonera II y Campera, que han cumplido 25 años en el pasado año y este respectivamente.

Tras ello, desde las 17,45 horas, accederán a la Plaza una a una las vaquillas participantes para hacer su “baile”, que será el único que las vaquillas hacen en esta edición para evitar la aglomeración que se producía en la tradicional recogida de trofeos.

Para facilitar que los vecinos y visitantes puedan planificar diferentes puntos desde los que ver pasar varias vaquillas en las calles, durante estos días se van a publicar en las redes sociales del Ayuntamiento los itinerarios desde los puntos de salida hasta la llegada a la Plaza de las vaquillas.

Tras la celebración, los participantes se trasladarán a sus respectivos locales para “dar muerte” a su vaquilla.

La Vaquilla

Los orígenes de esta fiesta en Colmenar Viejo, a pesar de no tener constancia escrita, existe ya desde la andadura estable de esta Villa a mediados del siglo XIII.

Tradicionalmente, las familias de los vaquilleros se reúnen para vestir La Vaquilla: un armazón de madera con varias costillas, palos forrados en los que se cuelgan pañuelos, y en cuya parte frontal se colocan dos cuernos. Todo este armazón se adorna con hermosos mantones de Manila, pañuelos de seda y flores de papel o naturales; y el frente de la vaquilla se engalana con broches, pendientes y colgantes.

Cada vaquilla sale de una vivienda o local y está formada por mayoral, vaquilleros y taleguero. Cada una de ellas realiza un recorrido por diferentes calles de la localidad hasta llegar a la Plaza del Pueblo, donde, de una en una, van exhibiendo su belleza y colorido con un particular baile que simula embestidas a los vaquilleros.

Tras la exhibición, cada vaquilla vuelve a su lugar de salida, y allí se simula su muerte con tres tiros al aire y sangría.