Entrevista a José Manuel Tofiño Pérez, alcalde de Illescas

0
123

Nos hemos acercado hasta Illescas para hablar en primera persona con su alcalde, José Manuel Tofiño. En nuestra charla, hemos hablado con él sobre el municipio, sobre su pasado, su presente y su futuro, sobre los vecinos de Illescas y sobre muchas otras cosas de interés para los illescanos….

Señor alcalde, ¿de salud bien?

Bien, afortunadamente bien, tanto yo como mi familia y entorno estamos bien y creo que en estos tiempos no se puede pedir más. Soy y somos afortunados.

Cerca de cumplir ya los 70 años, y fuerzas aún le quedan. Amante de su familia, orgulloso abuelo, profesor jubilado, político vocacional… ¿qué le queda hacer en esta vida?

Espero que me quede por hacer muchas cosas, (ríe). En estos momentos principalmente acabar esta legislatura, seguir trabajando por Illescas, cumplir los compromisos adquiridos con la ciudad,  y después ya descansar, y sobre todo disfrutar de mi familia y de los míos.

¿Cuáles son las claves del milagro de Illescas y no me refiero a la fiesta del pasado 11 de marzo?

Milagro se llama trabajo, es así de sencillo. Es el desarrollo de más de 20 años con diferentes corporaciones,  el fruto del esfuerzo de concejalas y concejales que han dejado lo máximo siempre pensando en el beneficio de la ciudad.

Siempre he querido ir por delante y pensar en futuro, y eso creo que nos ha venido bien. A veces arriesgar no es lo más fácil, pero si tú tienes las cosas claras, y en ese aspecto yo siempre las he tenido, hay que ir a por ellas pensando en grande, y ese es el caso de Illescas, al menos es lo que yo siempre  he intentado.

Recordemos aquella Illescas de 1995, cuando usted fue alcalde por primera vez. ¿Qué ha cambiado desde entonces en la ciudad y en usted?

Queda mucho de aquello y mientras podamos no se perderá. Hemos crecido de manera rápida y sostenible; siempre fue un pueblo grande y ahora quizá hayamos pasado a ser una pequeña ciudad.

En mi caso,  además del evidente cambio físico, el tiempo no perdona, creo que no ha cambiado nada más allá de la experiencia. Las puertas de mi despacho siempre está abierta, sigo yendo a los mismos sitios, conservo las mismas amistades, acudo a los partidos del Illescas, prácticamente, hago lo mismo desde que llegué a Illescas en 1981.

Entre 2001 y 2011 Illescas más que duplica su población. ¿Cuál fue la clave… el boom inmobiliario, esa cercanía a Madrid, su habilidad, la ayuda de otras administraciones…?

Illescas desde siempre ha sido la capital de La Sagra, acogió la primera escuela de formación profesional, el primer instituto, y siempre ha sido el referente en toda esta comarca. Evidentemente el estar equidistante de Madrid y Toledo es una ventaja importante, pero también es importante el trabajo que se hizo especialmente cuando se aprobó el POM en el año 2010 y se apostó en el aspecto empresarial por grandes espacios para atraer la llegada de grandes empresas. Y los resultados están aquí.

Illescas es la antítesis de la despoblación. ¿Cuál es su idea, su consejo, su experiencia para atajar ese mal que azota a muchos municipios de Castilla-La Mancha?

No me considero nadie para dar consejos, y entiendo que no es fácil para muchos municipios alejados de grandes núcleos urbanos tener una proyección como, por ejemplo, la que ha tenido Illescas, pero en cualquier caso, siempre desde los gobiernos que me ha tocado dirigir, la principal premisa ha sido pensar en futuro, buscar oportunidades, y tener a todo el equipo siempre muy atento de cualquier opción y alternativa beneficiosa para Illescas. Mi modesto consejo sería “trabajo y esfuerzo”.

¿Más de 57 kilómetros cuadrados dan más de sí?

Dan de sí lo que el Plan de Ordenación Municipal en el año 2010 quiso que diesen de sí.

Pero cumpliendo con todos los parámetros que marca la ley del suelo, con un porcentaje bien definido que debe de quedar para urbanizable, rústico y urbano y, dentro de este último, en industrial y residencial. Lo que hace precisamente ese Plan de Ordenación es ordenar todas esas piezas del puzle dentro del término municipal, para que cuando se complete, Illescas sea la ciudad ya que el Plan de Ordenación Municipal programó o planteó que fuera Illescas.

¿Tiene límites la industrialización de la localidad?

Como te dije en la pregunta anterior, los límites los pone el Plan de Ordenación y los pone la ley del suelo que es la fuente de la cual bebe.

Quizás tenga límites, aunque como ya muy bien sabéis la frase que he dicho más frecuentemente en los últimos años es “lo mejor está por llegar”. Siempre que creamos que podemos mejorar la calidad de los servicios, crear trabajo, ayudar a las empresas y hacer que nuestros vecinos y vecinas puedan prosperar, allí estará Illescas.

En paralelo a este crecimiento industrial es obligado preguntarle por el efecto que puede tener en el medio ambiente…

Volvemos de nuevo al POM,  allí también se explica el uso y el porcentaje del terreno rústico del término municipal disponible. Pero además de ese plan, el medioambiente es algo muy importante para nuestro equipo de Gobierno. Seguimos creando parques zonas verdes e incluso en las zonas cercanas a los planeamientos industriales, se potencia en la zona de arroyos la creación grandes parques periurbanos que generan una actividad industrial limpia y medioambientalmente sostenible tal y como lo reconoció CONAMA otorgando el primer premio de sostenibilidad al Polígono ‘Veredilla III’ de nuestra ciudad en 2019.

“Las gentes de Illescas son gentes cercanas, hospitalarias, Illescas siempre te acoge y siempre te acoge bien”

¿Illescas y Guadalajara son las ciudades castellano-manchegas más madrileñas?

No lo creo. Somos Castilla-La Mancha y es una suerte pertenecer a esta comunidad autonóma.  Es indudable que la proximidad a la capital de Madrid puede influir a la hora de recibir nuevos vecinos y vecinas que prefieren nuestros municipios para vivir y esto aumenta las sinergias con la capital de España.

La Sagra alta y La Sagra baja, Madrid y Toledo… ¿La simbiosis en pos del beneficio común traspasa fronteras?

Siempre creo que las uniones son buenas, el ir juntos siempre ayuda a todos y que ese es el caso de las comarcas de la Sagra alta y baja. Illescas se beneficia de su entorno y  el entorno se beneficia de Illescas.

¿Cuál es la siguiente apuesta de su equipo de Gobierno?

En estos momentos con la Covid-19 nuestra prioridad es intentar que el municipio vuelva a recuperar su actividad previa a la pandemia, retomar proyectos, continuar con nuestros compromisos y principalmente generar empleo y bienestar para toda la ciudadanía.

En estos dos años, entre otras cosas y pese a la pandemia, hemos ampliado y creado dos colegios públicos, un instituto, un centro de salud, una nueva biblioteca y en breve comenzaremos el nuevo teatro auditorio, proyecto que especialmente a mi me ilusiona mucho.

¿Illescas tiene problemas, cuáles son y en qué soluciones piensa?

Evidentemente el día a día tiene problemas, pero creo que Illescas tiene una línea muy clara y sabe muy bien lo que quiere, seguimos creciendo queremos seguir haciéndolo y crear una ciudad moderna acogedora. Como bien sabes, yo soy maestro, me gusta la palabra maestro, y siempre estoy muy comprometido con la educación, por eso especialmente me preocupa la población joven, tenemos que darles alicientes y motivos para salir adelante, ellos y ellas son nuestro futuro.

Usted es un político netamente municipalista, es alcalde y fue presidente de la Diputación, de hecho es diputado provincial honorario. Conoce la calle. ¿Cómo es la gente de Illescas?

Las gentes de Illescas son gentes cercanas, hospitalarias. Illescas siempre te acoge y siempre te acoge bien. Aprovecho estas líneas para invitar a todos a conocer nuestros 5 Grecos, pasear por nuestras calles, conocer nuestra historia y disfrutar de nuestra gastronomía.