Las bibliotecas públicas de Illescas potencian el servicio extraordinario ‘Pide y Recoge’

0
88

La Red de Bibliotecas Públicas de Illescas, tras la aprobación de las nuevas medidas regionales para frenar el contagio por coronavirus, ha decidido dar un impulso al servicio extraordinario de solicitud telemática de préstamo de fondos “Pide y Recoge”. Esta iniciativa comenzó a funcionar el pasado mes de mayo, cuando se entró en las primeras fases de la desescalada tras el confinamiento domiciliario decretado en marzo por el Gobierno central.

Para hacer uso de este servicio, primero se ha de consultar el catálogo en la siguiente dirección https://reddebibliotecas.jccm.es/cgi-bin/abnetopac/O7438/IDb0af2ca3/NT1  o a través de la versión móvil http://reddebibliotecas.jccm.es/mopac/. Una vez comprobado que el material está disponible, se debe rellenar un formulario y enviarlo a biblioteca@illescas.es (Biblioteca Central) o a bibliotecasenorio@illescas.es (Biblioteca Señorío). Quienes lo deseen, también pueden pedir su material de préstamo a través de los teléfonos de contacto de estos centros culturales: 925 51 21 08 (B. Central) ó 630143397 (B. Señorío).

Los requisitos que se han de cumplir para hacer uso del servicio son: contar con la tarjeta de la Red de Bibliotecas Públicas de Illescas y no estar en periodo de suspensión en el momento de la solicitud. El formulario lo pueden rellenar personas mayores de 13 años. Para menores de esa edad, se ha de hacer constar sus datos de registro en la Red de Bibliotecas Públicas de Illescas y formalizar así, el préstamo.

Una vez confirmado el material, se informa a las personas interesadas de cuándo tienen que ir a recogerlo a la biblioteca indicada.

Con “Pide y Recoge” se quiere seguir fomentando la labor de las bibliotecas y su compromiso con la sociedad. Si por las restricciones no se puede acudir a las salas de estudio y lectura, al menos, que la población tenga la posibilidad de consultar y hacer uso de sus fondos.

Al mismo tiempo, el personal bibliotecario sigue atendiendo las consultas de la ciudadanía, a la vez, que revisa los materiales aprovechando para hacer labores de mejora y planificación que se puedan disfrutar una vez se regrese a la apertura habitual del servicio.