Se pone en marcha un proyecto de recuperación de la vegetación de la ribera del río Jarama en Seseña

269

El Gobierno de Castilla-La Mancha iniciará un proyecto para la restauración y recuperación de la vegetación del paraje natural de la ribera del río Jarama a su paso por Seseña.

Javier Úbeda, delegado de la Junta en Toledo ha avanzado que “el Gobierno de Castilla-La Mancha va a poner en marcha un proyecto para la restauración y la recuperación de vegetación protegida en la ribera del río Jarama en la localidad de Seseña” y ha añadido que “la Delegación Provincial de Desarrollo Sostenible tiene muy avanzada la propuesta técnica de este proyecto que, aunque no tiene todavía fecha concreta de inicio, estimamos que se pondrá en marcha en este mismo año”.

El Delegado realizó estas declaraciones en el acto de inauguración de los trabajos de mejora y rehabilitación que le Ayuntamiento de Seseña ha llevado a cabo en el Paraje Natural de Soto de Jembleque clasificado Zona de Especial Protección para Aves (ZEPA) e incluido en la Red Natura 2000 europea.

“La actuación que pondrá en marcha el Gobierno de Emiliano García-Page está incluida en el Plan de Impulso al Medio Ambiente. Ecosistemas para la Adaptación al Cambio Climático de España (Plan PIMA)” que tiene como objeto poner en marcha que contribuyan a mejorar el conocimiento y el seguimiento de los impactos del cambio climático y minimizar sus riesgos”, ha señalado Úbeda, que también ha insistido en que “su objetivo es la recuperación de la vegetación protegida en un área que se encuentra degradada y la progresiva creación de un corredor ecológico, que haga de colchón amortiguador entre el propio río y las actividades humanas en la vega del río”, ha indicado Javier Úbeda, ya que “aunque el río mantiene su cauce más o menos, la desaparición de las riadas y las extracciones de áridos y los cultivos agrícolas han reducido la vegetación riparia al máximo”.

La propuesta técnica de recuperación de esta zona plantea tres posibles bloques de plantación, con sauceda, alameda y olmeda, según la proximidad al cauce del río, así como la plantación de arbustos y tarays. La superficie estimada a reforestar serían 2.000 metros de sauceda, 1 hectárea de alameda y 1,5 de olmeda, con una inversión de unos 48.000 euros.