Boadilla aprueba inicialmente sus presupuestos para 2023

33

Unas cuentas marcadas por un aumento de gastos fijos cercano a los 7 millones de euros.

El Ayuntamiento de Boadilla aprobó inicialmente, durante su sesión Plenaria de noviembre, los presupuestos municipales para 2023 gracias a los votos favorables de los concejales del Partido Popular.  

Unos presupuestos que, tal y como explicaba durante su intervención el segundo teniente de alcalde, Javier González Menéndez, tendrán un considerable aumento del gasto fijo municipal que rondará los 7 millones de euros.

Un importante aumento que el Consistorio podrá paliar gracias a una considerable fuente de ingresos proveniente de la recaudación municipal a través de impuestos. Es el caso de la plusvalía, que contempla unos datos “mejores de lo esperado” en su evolución durante 2022 que permitirá cerrar el ejercicio con una cifra cercana a los 8 millones de euros.

Un caso similar ocurre con el ICIO, que ha permitido al Ayuntamiento recaudar una gran cantidad “principalmente en la base de la inspección”. Y con el IVTM, que también se ha visto ligeramente aumentado gracias al ampliación de la flota de vehículos.

Además, el Consistorio se verá favorecido por un aumento en la participación en los ingresos del estado. Los cuales se ampliarán un 10% respecto al ejercicio anterior debido al crecimiento de la población de Boadilla y al aumento del 5% de la partida destinada por el Ministerio de Hacienda nacional.

Por último, el Consistorio ha reconocido su optimismo ante los ingresos derivados de servicios municipales ofrecidos por el Ayuntamiento. Como el procedente, por ejemplo, de los usuarios del nuevo polideportivo Condesa de Chinchón y otros espacios municipales que, durante lo que llevamos de 2022, han tenido una gran acogida entre los usuarios y vecinos.

Aumentan los gastos en más de 7 millones de euros 

Por su parte, el apartado de gastos también aumentará considerablemente. Con un importante ascenso cercano al 4% de la masa salarial, también aprobada inicialmente durante la sesión Plenaria. Y que supone casi el 38% de los Presupuestos Municipales.

También aumentarán los gastos en grandes contratos derivados de un crecimiento de las infraestructuras municipales que “requieren un aumento de sus partidas”. A los que, además, hay que sumar gastos derivados de la actualización del IPC en algunos contratos.

Además, González Menéndez resaltó la importante repercusión que tendrá en los gastos municipales el considerable aumento de la energía eléctrica. “Hemos pasado de 0,20 a más de 0,40”, argumentaba el concejal popular. Un sobrecoste cercano a los 3,5 millones de euros. Los cuales, sumados al aumento del IPC y al de la masa salarial, suponen un aumento de 7 millones en los gastos fijos municipales.

Criticas de la oposición 

Los presupuestos para 2023 fueron aprobados inicialmente pese a contar con los votos en contra de todos los grupos municipales. Quienes calificaron las cuentas de “continuistas e inmovilistas”.

“En el 2019 el importe de masa salarial suponía el 33’8% y ahora es del 37’98%. Cada vez destinamos más recursos en salarios y esto empieza a preocuparnos”, denunciaba el portavoz de Vox, Juan Pineda. Cuyo grupo presentó un total de 73 enmiendas encaminadas a reducir algunas partidas presupuestarias; a una bajada de impuestos; y a reforzar aspectos como la seguridad ciudadana, mantenimiento del municipio o en atención a la familia, juventud y personas mayores.

Por su parte, el PSOE hizo hincapié en su intención de reducir partidas de gasto relacionadas con “publicidad, propaganda y relaciones públicas”. Y mostraron su sorpresa ante “el aumento de la plusvalía o el incremento en las sanciones de tráfico”.

Finalmente, el Pleno aprobó inicialmente la Plantilla de Personal para el ejercicio de 2023 con 18 votos a favor de PP y PSOE y 7 abstenciones. Mientras que los Presupuestos para 2023 salieron adelante por un total de 15 votos a favor del Partido Popular y 10 en contra del resto de grupos municipales.