Entrevista a Javier Úbeda, alcalde de Boadilla

0
64
Javier Úbeda, alcalde de Boadilla.

Informados habla con el alcalde de Boadilla, Javier Úbeda, para analizar, en el ecuador de la legislatura, la actualidad del municipio y la gestión del equipo de Gobierno en estos dos años de mandato.

“Las notas de los vecinos revelan que están contentos y es una de las razones por las que Boadilla sigue creciendo”

P. – Se cumplen los dos primeros años de legislatura, ¿qué valoración general hace de estos dos primeros años?

 R. – Que haga yo la valoración queda un poco feo. Los vecinos, a través de la encuesta de servicios municipales y satisfacción nos han dado un 7,75 en valoración de los servicios públicos y un 8,10 en valoración de calidad de vida en Boadilla. Una tendencia que va en ascenso desde los últimos 10 años, lo cual denota que los vecinos están contentos y es una de las razones por las que Boadilla sigue creciendo.

Una ciudad con baja densidad de población, viviendas amplias, con zonas verdes, monte, patrimonio histórico, seguridad y tranquilidad.

P. – Han sido dos años marcados claramente por el Covid y Filomena…

 R. – Han sido años difíciles y de mucha incertidumbre. Con algunas situaciones, incluso, hasta de miedo al no saber a qué nos enfrentábamos. Pero no he dejado ni un solo día de venir a trabajar intentando poner en marcha medidas para paliar la situación que nos venía. Tanto en pandemia como a raíz de Filomena, que ha supuesto un gasto tremendo para este Ayuntamiento.

P. – ¿Qué objetivos no han podido cumplir en estos dos años?, Si es que ha habido alguno que no se ha cumplido…

 R. – No es que no los hayamos podido cumplir; sino que se han tenido que retrasar. La pandemia ha supuesto la paralización de plazos que han llevado a un retraso general.

Pero los proyectos siguen en marcha. El 92% de nuestro programa electoral está en marcha. El 40% cumplido y el 52% iniciado. Nos resta un 8% que iniciaremos en los próximos meses.

 P. – En clave de Ayuntamiento, ¿cómo calificaría la relación con las demás fuerzas políticas de la Corporación?

 R. – Correcta. Incluso positiva. En los momentos difíciles de pandemia y Filomena ha sido leal. Hemos tenido reuniones con los portavoces de todos los grupos semanalmente para dar cuenta de las iniciativas y de los datos que se iban produciendo. Incluso la oposición también colaboraba en sus ámbitos en todo lo que podía. En ese aspecto no tengo ninguna queja de la oposición de Boadilla.

Ojalá en otras instituciones y en otros foros hubiese la misma buena sintonía que tenemos aquí. En líneas generales estoy muy contento.

 P. – El tema de la vivienda es un problema a nivel nacional, ¿cómo ve esta situación en Boadilla?

 R. – Ahora estamos viendo el final del plan que se inició hace casi 20 años. Un plan que preveía un gran crecimiento de las zonas nuevas. Que se vio parado con la crisis de 2008 y que se retomó en 2012-2013.

Este plan ha traído un urbanismo de baja densidad de población, con viviendas bajas unifamiliares. Y que están subiendo de precio ya que mucha gente, a raíz de la pandemia, ha decidido salir del centro de Madrid y venirse a vivir a casas con zonas verdes, terrazas y piscina. La gente ha decidido apostar por Boadilla.

Nosotros el pasado mes sorteamos 158 viviendas de protección oficial, de las cuales 27 estaban destinadas a familias numerosas, que es el colectivo que considero tiene más dificultad para encontrar viviendas que se amolden a sus necesidades. Se apuntaron más de 3.000 personas. Lo que nos hace ver que hay mucha demanda y seguir trabajando para ver en qué otros ámbitos podemos seguir construyendo vivienda.

P. – Parece que el Cercanías está más cerca de llegar a Boadilla, ¿qué supondrá esto para los boadillenses?

R. – Se ha iniciado un estudio de 24 meses para conocer la viabilidad del Cercanías en Boadilla, por lo que hasta dentro de 2 años no sabremos la realidad.

El Cercanías supondría llegar a Madrid en 15 minutos. Un tiempo muy eficiente. Ya que con el transporte actual el tiempo no baja de 45 minutos. Sería una respuesta muy eficiente para bajar a Madrid.

P. – También están inmersos en las obras del Palacio del Infante Don Luis… ¿Se prevé alguna restauración más en el Palacio?

R. – El Palacio no para. Y creo que lo merece. Es patrimonio de Boadilla y propiedad del Ayuntamiento. Ahora estamos terminando la rehabilitación del Pabellón de Aves, lo que era el antiguo zoológico del Infante; y recuperando, de la habitación de la Condesa de Chinchón, el pan de oro original de las paredes.

Ahora en verano iniciaremos el estanque y la noria que están entre el monte y el Palacio. Y también tenemos que abordar los problemas de estructura que hay en algunos puntos del Palacio. Para apuntalarlos y evitar que haya algún problema de seguridad. Seguiremos abordando su restauración poco a poco.

 P. – ¿Cree que es necesaria una fuerte inversión para remodelar o crear ciertos equipamientos públicos en Boadilla?

R. – Principalmente necesitamos infraestructuras. Que están previstas en los planes generales, pero son competencia de otras administraciones.

Hay que desdoblar la M-513 entre la rotonda de la M-50 y el pastel sentido Brunete; prolongar el tercer carril de los túneles de la M-50 hasta la unión de la M-503 y culminándolo con una salida a la rotonda del Oso Verde.

Queremos también hacer una incorporación de Infante Don Luis a la M-50 sur; o una salida desde Condesa de Chinchón por el ramal hacia la M-501. Obras que queremos hacer nosotros, pero necesitamos autorización de otras administraciones. Seguimos presionando tanto al Ministerio como a Carreteras de la Comunidad de Madrid para que salgan adelante.

P. – El Covid ha hecho que adquiramos unos hábitos sanitarios distintos. ¿Tiene pensado que los protocolos y medidas instaurados en edificios y actividades municipales sigan una vez pasada la pandemia?

R. –Hay ciertas medidas que han venido para quedarse. Por ejemplo, la cita previa. Para evitar esperas innecesarias y facilitar la vida del vecino. Además, es una buena forma de organizar el trabajo de los funcionarios.

Los filtros HEPA que se han instalado en los edificios públicos también se mantendrán. Al igual que los lavavos o los secamanos sin contacto. Tenemos que seguir con las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

El teletrabajo también ha venido para quedarse. Y es una fórmula que ayuda a conciliar.

P. – ¿Qué valoración hace las elecciones autonómicas y sobre todo de los resultados de Boadilla?

R. – Somos el municipio de más de 100.000 habitantes con mejor resultado en porcentaje para Ayuso. La lectura que se puede sacar, además de que Isabel ha arrasado, es que Ciudadanos se ha hundido, lo que supondría quedarse sin representación municipal si extrapoláramos los resultados a Boadilla. Y el PSOE ha quedado cuarta fuerza política.

También hay que destacar que con todas las restricciones que había y siendo un día laborable, en Boadilla hubo casi un 80% de participación. Sin largas colas y de manera muy fluida. Creo que debemos mantener ese sistema de votación midiendo las aulas.

 P. – La ciudad está entre las que mayor renta y menos paro tiene de España. Que está haciendo o tiene previsto hacer el Ayuntamiento por los boadillenses más desfavorecidos.

R. – El año pasado sacamos ayudas y este año hemos puesto en marcha una ‘tarjeta monedero’ para que las familias más vulnerables puedan hacer la compra en comercios locales. Tanto productos básicos y de higiene como alimentos frescos.

El presupuesto de las ayudas de emergencia social se amplió sin límite y se ha estado ayudando a personas en Erte que no habían cobrado. O prestando ordenadores para que los niños pudieran dar sus clases online.

 P. – Para terminar, ponga una nota a la gestión de su equipo en estos dos años y cuéntenos los dos proyectos más importantes para lo que resta de Legislatura…

R. – A mi equipo de Gobierno le tengo que poner un 9,99. Y los vecinos, con sus notas, vemos que nos dan la confianza para continuar.

En cuanto a los proyectos, tenemos muchos. Por citar alguno:  el nuevo Centro de Seguridad para Policía Local, Protección Civil, Juzgado de Paz y Registro Civil, que ahora están es sótanos repartidos y queremos centralizarlo en un gran edificio. Ya está el proyecto y falta licitar la obra para comenzarla.

También tenemos previsto el nuevo Centro de Mayores; una nueva pista de atletismo en Viñas Viejas de la que ya se están redactando los pliegos para el poyecto; la conexión de Viñas Viejas con el Encinar, que aliviará el atasco en la rotonda de la M-50; y el soterramiento, por fin, después de 12 años, de las líneas de alta tensión de Valenoso.

Y, por supuesto, seguimos con la mejora de nuestros parques. En especial el Parque Miguel Ángel Blanco, que será un referente en la zona oeste.

Puedes ver el video completo de la entrevista aquí: