Las Rozas rechaza convertirse en Ciudad Amiga de la Infancia

148

Vox y Unidas por Las Rozas también ven rechazadas sus mociones.

El Pleno del Ayuntamiento de Las Rozas rechazó, durante su última sesión de noviembre, hasta tres mociones presentadas por los grupos municipales socialistas, Vox y Unidas por Las Rozas.

La primera, propuesta el PSOE, instaba a la adhesión de Las Rozas como ciudad amiga de la Infancia. Y es que, aprovechando el Día Mundial de la Infancia, celebrado el pasado 20 de noviembre, los socialistas pretendían que Las Rozas se adhiriera al Programa CAI para recibir el sello de Ciudad Amiga de la Infancia y manifestar así «nuestra voluntad de contribuir activamente a la difusión y aplicación de la Convención sobre los Derechos del Niño en nuestra localidad».

La iniciativa fue rechazada con 13 votos en contra, 9 a favor y 2 abstenciones.

Una suerte que también corrieron las dos mociones presentadas por los otros dos grupos de la oposición, las cuales fueron rechazadas por una amplia mayoría.

La primera, llevada al Pleno por Unidas por Las Rozas, pretendía acabar con el tráfico rodado de la calle Samuel Bronston que atraviesa la Dehesa de Navalcarbón.

En concreto, Unidas por Las Rozas proponía el cierre permanente de la calle con el objetivo de “aumentar la protección y la conservación del espacio natural de la Dehesa de Navalcarbón”. Y, posteriormente, iniciar un proyecto de restauración ecológica del espacio ocupado por la carretera para su reincorporación al área natural de la Dehesa tal y como explicaba la portavoz morada, Patricia García Cruz.

La propuesta fue rechazada por 15 votos a en contra, 3 a favor y 6 abstenciones.

La misma suerte corrió la iniciativa presentada por el grupo municipal Vox en la que solicitaba al equipo de Gobierno retirar el avance del Plan General de Ordenación Urbana por incumplimientos procedimentales marcados en el Reglamento Orgánico de Gobierno y Administración.

Y es que, según expresaba el concejal de Vox, Miguel Ángel Díez, el actual avance del PGOU presentado por el Gobierno local ha impedido “la obligatoria participación de representantes de organizaciones económicas, sociales, profesionales y vecinos, tal y como exige el apartado 2 del artículo 159 del ROGAR”.

Además, insistía Diez, se ha incumplido el artículo 159 que alude a la constitución del Consejo Económico y Social, órgano fundamental para la planificación estratégica de la ciudad y grandes proyectos urbanos. “Un consejo que, casi 4 años después de aprobar el Reglamento, aún no lo ha constituido”, recalcaba el portavoz de Vox.

La propuesta no salió adelante con 11 votos en contra, 5 abstenciones y 8 a favor.