El PSOE de Boadilla enmienda los presupuestos con partidas de carácter social

Las peticiones de los socialistas se encaminan hacia unos presupuestos más sociales, con perspectiva de género y con una inversión para rehabilitar el casco antiguo de la ciudad.

0
78
Ayuntamiento de Boadilla.

El grupo socialista de Boadilla ha presentado una batería de enmiendas a los presupuestos municipales presentados por el equipo de Gobierno basadas en “incrementar ayudas de carácter social y de perspectiva de género”.

Así lo explicaba la formación socialista mediante un comunicado oficial en el que consideraban que el actual borrador de los presupuestos “carece de perspectiva de género”. “Es necesario identificar las intervenciones de política local que se requieren para atender las necesidades específicas de las mujeres y de los hombres, cerrando así las brechas de desigualdad de género que pudieran existir”, explicaba el grupo socialista.

Además, el PSOE instaba al equipo de Gobierno a reducir los gastos corrientes superfluos y destinar esas partidas a solucionar los problemas con el transporte público o a elevar la cuantía de las subvenciones a las entidades deportivas para la inscripción gratuita a niños en riesgo de exclusión; al banco de alimentos o al área de juventud, entre otras.

Rehabilitación del caso antiguo 

Otra de las exigencias del Partido Socialista es la rehabilitación del casco urbano, el acerado de las zonas en pendiente del municipio y la mejora de edificios de viviendas antiguas, tanto espacios públicos como privados.

Una petición encuadrada dentro del Plan Director de rehabilitación, ordenación y embellecimiento del casco antiguo que ya fue exigida por los socialistas hace 4 años y que, según confirman, “debería de haberse redactado en el PGOU vigente”.

Servicios sociales

Por último, el grupo socialista ha propuesto un paquete de enmiendas encaminadas a “mejorar la calidad de vida de nuestra ciudad en materia de servicios sociales”. Lo que implica un mayor gasto para el programa de igualdad, atención y prevención de violencia de género; elevar las inversiones en urbanismo y patrimonio o en el ámbito de la seguridad vial y los transportes.

Para sufragar estas partidas, el PSOE apuesta por suprimir algunos fondos superfluos. Por ejemplo, los destinados a protocolo del equipo de gobierno, publicidad y propaganda. O los dedicados al desarrollo de infraestructuras por ser “competencia de otras administraciones”. Además proponen suprimir algunas de las externalizaciones actuales que pueden ser realizadas por profesionales cualificados de la plantilla municipal.