El alcalde de Toledo busca reducir la presión asistencial con un nuevo centro sanitario en Valparaíso-La Legua

165

Ayer se llevó a cabo una reunión de trabajo entre el alcalde de Toledo, Carlos Velázquez, y el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, como parte de la serie de encuentros con las diferentes consejerías en la nueva fase de entendimiento y colaboración con la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

La valoración positiva de Velázquez sobre la decisión de la consejería de Sanidad radica en considerar el aumento de la población en un barrio tan relevante como Valparaíso-La Legua para que en la próxima revisión del mapa sanitario se tome en cuenta un nuevo centro sanitario de gran demanda por parte de los residentes. Además, el alcalde ha recordado que esto posibilitaría reducir la presión asistencial en el centro de Salud de Buenavista y Palomarejos.

También se ha discutido por parte del alcalde de Toledo y el consejero de Sanidad la reversión de la propiedad del antiguo hospital Virgen de la Salud, que podría llevarse a cabo durante los primeros tres meses del año, y así comenzar los procedimientos de transferencia de la Tesorería General de la Seguridad Social al Ayuntamiento. Velázquez sostiene que «cuando el consistorio tenga la titularidad de los terrenos, se podrán plantear proyectos que mejoren la vida en el barrio de Palomarejos».

También se analizará en Sanidad la inclusión de personal de gestión en la clínica de Azucaica, con el fin de mejorar la asistencia a los habitantes del vecindario. Para concluir, el alcalde Carlos Velázquez ha comunicado a la consejería la urgencia de restaurar el servicio de emergencias en los Centros de Salud de Palomarejos, Santa Bárbara y Sillería en el centro histórico de la ciudad regional.