Toledo refuerza las plantillas de Policía y Bomberos ante la alerta de lluvia

0
96

Actuaciones de auxilio, evacuaciones de enfermos, traslado de alimentos o medicamentos, atención a personas sin techo o accidentes de tráfico son las incidencias más destacas en las que ha tenido que intervenir Policía Local y Bomberos en la ciudad durante los últimos diez días a consecuencia del temporal Filomena. Así lo ha detallado este martes el concejal de Movilidad y Seguridad Ciudadana, Juan José Pérez del Pino quien ha informado que ambos cuerpos, al igual que otros servicios municipales, se preparan para hacer frente a la alerta de lluvia y vientos que se espera desde mañana.

Sobre este asunto, Juan José Pérez del Pino ha asegurado que el Ayuntamiento está tomando medidas para hacer frente a esta situación que mantiene a la ciudad en nivel de emergencia. Así, el personal de Parques y Jardines y Bomberos están realizando la limpieza del arbolado para evitar la caída de ramas y el servicio de Obras e Infraestructuras está revisando y limpiando imbornales y alcantarillas para que “los desagües fluyan con normalidad”.

Además, los parques permanecerán cerrados, Policía Local y Bomberos reforzarán su plantilla y se mantienen contactos con la Subdelegación del Gobierno para “necesidades que se puedan requerir o puedan proveernos”, ha dicho el edil de Seguridad Ciudadana.

Atención ciudadana

En cuanto a las incidencias registradas desde el inicio de la borrasca Filomena, del 7 al 17 de enero, Policía Local ha recibido 3.223 llamadas telefónicas. “Lo habitual en una semana son 700 u 800 llamadas, por lo que han triplicado este servicio”, ha dicho Pérez del Pino, quien ha concretado que, de éstas, han tenido que actuar en 69 ocasiones para auxiliar a personas que necesitaban su ayuda; en 20 accidentes de tráfico, 45 intervenciones de atención a personas sin techo; 8 evacuaciones médicas y 9 de provisiones de alimentos y medicinas.

Mientras, el servicio de Bomberos ha desarrollado en torno a 420 intervenciones durante los últimos diez días, lo que supone “el 50 por ciento de las que realizan a lo largo de todo un año”. Entre estas incidencias que han requerido su presencia destacan accidentes de tráfico, hundimientos de cubiertas, transportes especiales a enfermos, auxilio y asistencia a personas en plena tormenta de nieve, así como traslado de alimentos y medicamentos.

Ante el aluvión de llamadas, el Servicio de Bomberos tuvo que reforzar el 9 de enero el servicio de centralita, pasando de una persona a dos, y la jefatura con todos los mandos en activo desde ese día. Asimismo, desde el día 11, se amplió el servicio con una dotación más “porque el trabajo así lo requería”, contando a diario con 20 personas en vez de 14 que es lo habitual.

Dificultades para afrontar estos temporales

Juan José Pérez del Pino ha resaltado la dificultad que supone afrontar este tipo de temporales para los servicios de emergencia que ha hecho que ambos cuerpos hayan vivido situaciones inéditas como la congelación de las tuberías y bombas de los camiones de Bomberos, para lo que tuvieron que adquirir cañones de calor a gas y eléctricos, y la compra de cadenas para todos los vehículos de la Policía Local, que “con el uso se iban rompiendo”.

Juan José Pérez del Pino ha aprovechado la comparecencia para dar las gracias una vez más a todos aquellos que están formado parte del dispositivo extraordinario para paliar los efectos del temporal de nieve y hielo que ha asolado la ciudad, desde las empresas concesionarias como Tagus o Valoriza y los trabajadores del Ayuntamiento, hasta los voluntarios de Protección Civil, Cruz Roja, asociaciones de vecinos o AMPAS, pasando por Policía Local, Bomberos, Ejército de Tierra, BRIF, y resto de efectivos de la Junta de Comunidades, Diputación y Gobierno de España.

Paso a Nivel 3 reforzado

Por último, el concejal de Seguridad Ciudadana ha recordado las medidas restrictivas del Nivel 3 reforzado que desde este martes están en vigor en la ciudad de Toledo para frenar la expansión del coronavirus. Unas restricciones decretadas por la Consejería de Sanidad que estarán activas hasta el 28 de enero y que son:

  • Se establece un nuevo horario del llamado ‘toque de queda’ entre las 22:00 horas y las 7:00 horas.
  • Se restringe la entrada y salida de personas de los términos municipales.
  • Se procede al cierre de bares, restaurantes, cafeterías y establecimientos excepto en: servicios de hostelería y restauración de hospitales y clínicas, para uso de usuarios y profesionales; de establecimientos hosteleros, para uso exclusivo de clientes alojados en los mismos; situados en empresas y lugares de trabajo, para uso exclusivo de empleados, y servicio de comedor escolar en guarderías y colegios de educación primaria. En estos supuestos queda suspendido el servicio en barra y su aforo máximo se establece en un tercio.
  • Se permitirá el servicio de reparto a domicilio dentro del margen horario permitido de movilidad.
  • Se cierran gimnasios, saunas y otros recintos de práctica del deporte y la educación física, tanto en espacio abierto como cerrado.
  • Se cierran los centros comerciales, superficies y establecimientos comerciales que presenten una superficie útil de exposición y venta igual o superior a 300 metros cuadrados. Se exceptuará de esta medida los establecimientos o áreas situadas en dichos centros dedicados a la venta de productos de alimentación, higiene y otros productos considerados esenciales, y únicamente para venta de dichos productos.

Los velatorios y comitivas fúnebres se mantienen en un máximo de seis personas. Pero no se pueden intercambiar entre ellas. Es decir, podrán permanecer como máximo las mismas seis personas a lo largo de todo el tiempo que durante el velatorio o comitiva.