Nuevo Jaguar F-PACE motores eléctricos y una dinámica mejorada

0
33

El nuevo Jaguar F-PACE incorpora la tecnología de electrificación de nueva generación con sistemas de propulsión vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) o Plug-in Hybrid Electric Vehicle, lo que le permite ofrecer una autonomía completamente eléctrica de hasta 53 km*. Los costes de funcionamiento se ven así reducidos sin menoscabo del dinamismo intrínseco a todo modelo de Jaguar.

Además, la selección de nuevos motores diésel y gasolina Ingenium 3.0 de seis cilindros en línea brinda un rendimiento más atractivo y refinado, mientras que el motor de nueva generación diésel Ingenium 2.0 de cuatro cilindros ofrece mayor eficiencia. Todos estos motores incluyen la tecnología de hibrido suave o Mild Hybrid Electric Vehicle (MHEV).

El motor de gasolina Ingenium 2.0 de cuatro cilindros completa la amplia selección de motores disponible para el nuevo F-PACE.

Las funciones avanzadas, incluida la tracción total inteligente y la suave trasmisión automática de ocho velocidades, garantizan que el nuevo F-PACE ofrezca un comportamiento dinámico muy seguro, una motricidad a toda prueba y la elegancia que cabe esperar de todo Jaguar.

La nueva gama de motores incluye:

Diésel

  • Motor turbo MHEV 2.0 de cuatro cilindros y 163 CV, transmisión automática de ocho velocidades, tracción total
  • Motor turbo MHEV 2.0 de cuatro cilindros y 204 CV, transmisión automática de ocho velocidades, tracción total
  • Motor turbo MHEV 3.0 de seis cilindros y 300 CV, transmisión automática de ocho velocidades, tracción total

Gasolina

  • Motor turbo 2.0 de cuatro cilindros y 250 CV, transmisión automática de ocho velocidades.
  • Motor sobrealimentado y turbo MHEV 3.0 de seis cilindros y 400 CV, transmisión automática de ocho velocidades, tracción total
  • Motor turbo PHEV 2.0 de cuatro cilindros y 404 CV, transmisión automática de ocho velocidades, tracción total

Nuevo motor eléctrico híbrido enchufable

El nuevo motor PHEV P400e genera 404 CV y un par de 640 Nm gracias a la combinación de un motor de gasolina Ingenium 2.0 de cuatro cilindros y un motor eléctrico de 105 kW. Esto garantiza un rendimiento y eficiencia impresionantes, pasando de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos, con emisiones de CO2 desde 54 g/km* y un consumo de combustible desde 2.4 l/100 km*. Esto contribuye a reducir los costes de funcionamiento de clientes tanto profesionales como particulares, especialmente en mercados en los que existen imposiciones fiscales basadas en las emisiones

El motor eléctrico compacto está impulsado por una batería de iones de litio de 17,1 kWh ubicada debajo del suelo del maletero. Cuando está completamente cargada, aporta una autonomía totalmente eléctrica de hasta 53 km, garantizando que el F-PACE PHEV pueda completar el trayecto diario convencional medio en el Reino Unido hacia y desde el trabajo de 30,2 km en el modo EV, es decir, con cero emisiones, sin necesidad de cargarlo**. Existen varias opciones de carga disponibles para los clientes, entre las que se incluyen:

  • La carga Mode 2 (de hasta 2,3 kW) con un tiempo estimado de carga de 5 horas y media para pasar del 0 % al 80 %
  • La carga Mode 3 (de hasta 7 kW) con un tiempo estimado de carga de en 1 hora y 40 minutos para pasar del 0 % al 80 %
  • La carga rápida (32 kW CC) con un tiempo estimado de carga de 30 minutos para pasar del 0 % al 80 %

El conductor puede escoger entre tres modos de conducción el que mejor se ajuste a sus necesidades de cada momento, ya sea porque va a realizar un trayecto urbano corto o porque va a recorrer distancias más largas:

  1. Modo EV (vehículo eléctrico): permite que el vehículo funcione exclusivamente con energía eléctrica gracias a la energía almacenada en la batería, disfrutando así de trayectos silenciosos y con emisiones cero.
  2. Modo HYBRID (el modo de conducción predeterminado): combina la conducción utilizando ambos motores, el de gasolina y el eléctrico. Este modo optimiza el confort y la eficiencia del sistema híbrido, combinando el motor eléctrico con el motor de gasolina de manera automática y fluida. La estrategia se adapta a las condiciones de conducción y a la carga restante de la batería híbrida. Asimismo, si se introduce un destino en el sistema de navegación, la función Predictive Energy Optimisation (PEO), puede integrar la ruta y los datos de ubicación GPS de forma inteligente para aumentar al máximo la eficiencia y la comodidad para el trayecto seleccionado.
  3. Modo SAVE: da prioridad al motor de combustión como fuente de energía, mientras mantiene el estado de carga de la batería en el nivel elegido para usarlo en un momento determinado del trayecto (por ejemplo, al entrar en zonas urbanas).

Motor diésel y gasolina Ingenium de seis cilindros

El nuevo F-PACE también está disponible con las últimas incorporaciones a la gama de motores Ingenium, diseñados y fabricados en nuestras instalaciones: los motores de gasolina y diésel 3.0 de seis cilindros en línea.

El motor de gasolina, disponible en 400 CV (con tecnología MHEV), emplea un sobrealimentador eléctrico combinado con un turbocompresor de doble entrada. El compresor del sobrealimentador eléctrico, alimentado mediante una batería suplementaria de 48 V, genera una presión de alimentación casi de forma instantánea, mejorando el par a velocidades bajas del motor para proporcionar una respuesta superior. El turbocompresor incorpora un colector de escape de “doble entrada” y cada una alimenta al turbo desde tres cilindros. Esto separa el flujo y crea un mayor espacio entre las pulsaciones de escape, lo que mejora también las prestaciones del motor a bajas velocidades de giro.

A esto se suma el innovador sistema de distribución variable por apertura continua de válvulas (CVVL), que reduce las pérdidas de bombeo variando de forma electrohidráulica la elevación de la válvula de admisión. Esto, junto con una distribución variable, permite al motor respirar con la máxima eficiencia a lo largo de todo su rango operativo, lo que deriva en una mejora de la potencia, el par y el consumo de combustible, reduciendo también las emisiones de CO2.

El avanzado y novedoso sistema MHEV utiliza una generador de arranque integrado en la cinta (BiSG), situado en el compartimento del motor, para recoger la energía que solía perderse al decelerar y frenar. Esta se almacena en una batería de iones de litio de 48 V ubicada debajo del espacio de carga trasero, capaz de redistribuir la energía almacenada para ayudar al motor a acelerar y, además, ofrece un sistema Stop-Start más refinado.

Disponible con 400 CV y un par de 550 Nm, la opción más potente es capaz de pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 5,4 segundos, con una velocidad máxima de 250 km.

El motor diésel de seis cilindros en línea MHEV ofrece 300 CV, un par máximo de 650 Nm y permite al nuevo F-PACE pasar de 0 a 100 km/h en tan solo 6,4 segundos. Además, gracias a la tecnología MHEV, genera unas emisiones de CO2 de tan solo 183 g/km* y homologa un consumo de combustible desde 7,4 l/100 km*.

Entre las nuevas y pioneras tecnologías que llevan los nuevos motores del F-PACE, se incluye un sistema de inyección de combustible Common Rail de alta presión que opera a un máximo de 2.500 bares y es capaz de ofrecer cinco inyecciones por ciclo de cantidades tan pequeñas como 0,8 miligramos en tan solo 120 microsegundos (0,00012 segundos).

Por primera vez para Jaguar Land Rover, el vanguardista sistema de propulsión incluye dos turbocompresores de geometría variable con control eléctrico en una configuración de serie secuencial. Esto posibilita una respuesta excelente y un control preciso de todos los rangos de velocidades del motor. De esta forma, ya solo a 2.000 rpm, los nuevos motores pueden ofrecer el 90 % de su par máximo en apenas un segundo.

El nuevo motor diésel de seis cilindros en línea incorpora pistones de acero de un material más resistente para obtener un diseño más compacto, con una fricción reducida y una capacidad mejorada para resistir presiones máximas. Su estructura más sólida aporta una integración más elaborada y exhaustiva de los canales de refrigeración con el objetivo de mejorar la gestión térmica. De la misma manera, el índice de expansión térmica se acerca más al de las camisas de los cilindros de hierro para aumentar el control del espacio libre, mejorando la refrigeración y reduciendo al mismo tiempo la fricción para conseguir una mayor eficiencia. El uso de rodamientos de rodillos en el árbol de levas reduce aún más la fricción.

Los nuevos vehículos cumplen con las normativas Real Driving Emissions Step 2 (RDE2) y Euro 6d-final en condiciones reales de conducción y tienen tecnología Mild Hybrid Electric Vehicle (MHEV) de 48 V, que mejora las respuestas y el consumo de combustible. Como resultado, el nuevo Ingenium de seis cilindros es uno de los motores diésel más limpios del mundo.

Colin Kirkpatrick, Chief Product Engineer de Jaguar, declaró: “El nuevo F-PACE está disponible con una amplia selección de motores capaz de satisfacer a cualquier cliente. Todos los motores aportan un rendimiento más refinado con una eficiencia mejorada a la vez que ofrecen el atractivo dinamismo que caracteriza a Jaguar, lo que se complementa a la perfección con el mayor lujo del modelo más reciente”.

Motores avanzados i4

La nueva generación de motores diésel Ingenium 2.0 de cuatro cilindros está disponible en dos potencias diferentes. El motor MHEV de 163 CV genera un par de 380 Nm y la versión de 204 CV del mismo motor ofrece un par de 430 CV.

Los motores diésel 2.0 con cuatro cilindros de 163 CV y 204CV utilizan la tecnología MHEV más novedosa para obtener unas emisiones de CO2 desde 163 g/km* y un consumo de combustible desde 6,2 l/100 km*.

Una serie de tecnologías de motor avanzadas, incluyendo el turbocompresor de geometría variable, proporcionan un refinamiento y un rendimiento añadidos. A velocidades de motor bajas, las paletas del turbocompresor rotan para reducir el hueco entre ellas, de manera que la velocidad del gas de escape aumenta y aumenta la presión, ofreciendo más par en menor tiempo para mejorar la capacidad de aceleración del coche. A velocidades del motor altas, las paletas se abren para garantizar el máximo flujo de gas de escape y ofrecer una potencia máxima superior mientras se mantiene una eficiencia óptima. Además, incorpora pistones de acero similares a los del motor de seis cilindros.

El nuevo sistema de inyección Common Rail solenoide de 2.500 bares logra un mayor control del combustible que se reparte a los cilindros. Esto reduce las emisiones y mejora la eficiencia. Junto con los turbocompresores de geometría variable más novedosos, esto garantiza que el motor diésel Ingenium ofrezca el equilibrio ideal entre rendimiento, refinamiento y consumo de combustible.

Mediante la combinación de nuevas tecnologías y de las últimas novedades en ingeniería, el motor diésel de última generación ha reducido en 2 kg el peso en los sistemas de combustible, de equilibrado y también en el cigüeñal. Además, se ha conseguido mejorar el nivel de ruido rebajándolo hasta en 2,0 dB menos que el motor diésel de cuatro cilindros anterior.

El motor de gasolina Ingenium 2.0 de cuatro cilindros y 250 CV produce un par de 365 Nm, pasando de 0 a 100 km/h en tan solo 7,3 segundos, y homologando unas emisiones de CO2 a partir de 209 g/km* y un consumo de combustible desde 9,3 l/100 km*.

Entre las características más novedosas del motor se encuentra el sistema inteligente CVVL, que trabaja junto con la tecnología de distribución variable (VCT) para conseguir un control completo de la toma de aire del motor y mejorar así el rendimiento y el consumo de combustible.

Usa el turbocompresor de doble entrada con rodamientos de baja fricción para reducir el rozamiento y mejorar las respuestas. El turbocompresor de doble entrada se alimenta con un colector de escape integrado que minimiza el peso. Además, se incluye un sistema de refrigeración del aire mediante agua en lugar del intercambiador de aire básico habitual, ya que resulta más efectivo a la hora de reducir la temperatura del aire de entrada. Esto perfecciona la combustión y ofrece más potencia máxima, un consumo de combustible mejorado y una reducción de las emisiones.

Tecnología para la transmisión y el chasis

Todos los motores incorporan transmisiones automáticas de ocho velocidades muy reactivas que ofrecen cambios rápidos para un rendimiento excepcional, mientras adaptan a la vez la manera en que se distribuye la potencia a través de la tracción total inteligente de Jaguar para adecuarse mejor a todas las condiciones y escenarios de uso. Los ocho engranajes colineales proporcionan respuestas mejoradas y la selección de marchas se controla mediante el nuevo selector de cambios. Si el conductor quiere cambiar de marchas manualmente, las levas de cambio del volante fabricadas en aleación de zinc otorgan un control táctil y una respuesta inmediata.

Todas las versiones F-PACE incluyen el sistema JaguarDrive Control más novedoso, que incluye los modos Comfort, Eco, Rain-Ice-Snow y Dynamic, entre los que el conductor puede escoger manualmente según el estado de la carretera. La configuración, elegida mediante un mando giratorio ubicado junto al selector de cambios, adapta la dirección, la transmisión, la aceleración y los ajustes de Adaptive Dynamics (opcional) del F-PACE. El modo Dynamic ofrece una experiencia de conducción más fluida, mientras que el modo Eco ajusta la configuración del vehículo para fomentar un estilo de conducción más eficiente. Rain-Ice-Snow optimiza la estabilidad en condiciones meteorológicas adversas.

Además, el modo Adaptive Surface Response determina de manera automática el modo más apropiado gracias al control de las condiciones de la superficie cada décima de segundo y a su reacción en menos de medio segundo.

Mike Cross, Chief Engineer de Jaguar, declaró: “El nuevo F-PACE sigue siendo uno de los SUV más dinámicos. Las novedades en el chasis junto con elementos como la configuración de la suspensión pasiva y el sistema Configurable Dynamics permiten a los conductores aprovechar al máximo este SUV de alto rendimiento. Además es capaz de encontrar el equilibrio entre una maniobrabilidad certera y atractiva y la elegante calidad de conducción que los clientes esperan de un Jaguar”.

El sistema de tracción total de Jaguar con Intelligent Driveline Dynamics se utiliza en todos los motores de la gama. La tecnología incluye un sesgo de la propulsión trasera para proporcionar una experiencia de conducción más cercana y un mayor rendimiento. El software predictivo y reactivo puede distribuir el par a los ejes delantero y trasero de forma independiente y casi inmediatamente para otorgar un control y una estabilidad mayores en condiciones de baja motricidad y reducida adherencia.

El nuevo sistema Auto Vehicle Hold proporciona una mayor comodidad y un funcionamiento más suave que el clásico Automatic Hill Hold. La nueva tecnología aplica presión en los frenos durante un periodo ilimitado de tiempo cuando el vehículo se encuentra detenido en una pendiente, liberando de manera gradual la retención cuando el conductor pisa el acelerador para proseguir la marcha.

La suspensión delantera del nuevo F-PACE incluye una configuración de doble triángulo, mientras que la suspensión trasera recurre a la geometría Integral Link; en ambos trenes se emplean muelles helicoidales y amortiguadores como elementos elásticos, mientras que los casquillos de la barra estabilizadora van unidos para obtener una durabilidad y una resistencia a la suciedad totales.

El sistema de suspensión Adaptive Dynamics (de serie en los modelos i4 HSE, todos los i6 y los PHEV y opcional en el resto) garantiza una configuración precisa y dinámica y una conducción confortable e impecable. Adaptive Dynamics analiza de manera continua la aceleración, la dirección y la actividad del pedal del acelerador y del freno. Los sensores de altura presentes en cada esquina del vehículo miden el movimiento vertical, el balanceo y el cabeceo de la carrocería 100 veces por segundo, mientras que las órdenes de dirección se calculan 500 veces por segundo. Adaptive Dynamics usa esta información para modificar constantemente la rigidez de la amortiguación y así mejorar la comodidad y el control.

Configurable Dynamics también está disponible de manera opcional junto con Adaptive Dynamics. Este sistema permite al conductor configurar el vehículo acorde a sus preferencias personales, aplicando los ajustes Comfort o Dynamic a la asignación del acelerador, los puntos de cambio de marchas, el esfuerzo de dirección y la suspensión. Asimismo, el cronómetro, el medidor de G y un diagrama del pedal ayudan al conductor a supervisar el rendimiento en el modo Dynamic.

Los F-PACE S y SE i4 están equipados de serie con amortiguación pasiva, ahora recalibrada para aumentar la comodidad durante la conducción a la vez que se conserva la sensación de dinamismo característica del F-PACE.

Los clientes pueden escoger entre los niveles de acabado Standard, S, SE y HSE; están disponibles con la especificación R-Dynamic los acabados S, SE y HSE. El Black Exterior Pack es opcional en todos los modelos. El nuevo Jaguar F-PACE ya está disponible en www.jaguar.com.