SEAT ATECA 2.0 TDi 150cv Xcellence: Un motor diésel pero limpio

0
22

El éxito que tienen en el mercado europeo, y en concreto en el español, lo puede representar precisamente la única marca con reminiscencias locales como es Seat. Desde que hace tres años lanzó el Ateca, su primer SUV o todoterreno polivalente y rutero, otros dos modelos de índole similar adornan ahora su gama. El Arona, que salió hace poco más de año y medio, y el mayor de todos, el Terraco, que aún no cumplió su primer año.

Aunque Horas Punta tuvo la oportunidad de probar el modelo intermedio a pocas semanas de su lanzamiento, de nuevo lo hacemos con una mecánica recién incorporada, en febrero pasado concretamente, la turbodiésel con catalizador y aditivo AdBlue que también rinde los 150cv de potencia que lucía el primitivo TDi pero que duró en el mercado muy pocos meses.

Como decimos, el Ateca se convirtió en el primer SUV en la historia de la firma.

Estructuralmente es similar al superventas León. Es un vehículo amplio para las dimensiones de su carrocería, tanto el habitáculo como el maletero. El interior tiene un aspecto muy conseguido, con materiales agradables a la vista y al tacto, una ergonomía que hace fácil manejar todos los pulsadores y mandos, y las distintas piezas que lo componen están bien ajustadas.

Dinámicamente se desenvuelve bien, sobre todo en carretera, aunque en zonas urbanas resulta ágil y sencillo de manejar, es cómodo, y tiene reacciones seguras, tanto cuando se circula por terrenos muy virados como cuando se exigen maniobras de esquiva o adelantamientos.

Motor de estreno

El último motor añadido a la gama, en febrero pasado, fue el 1.5 ecoTSI de 150cv, que reemplazó al 1.4 ecoTSI de la misma potencia que formaba parte de la gama. Pero al mismo tiempo también introdujo el propulsor probado por nuestro mensual, el 2.0 TDi CR también de 150cv.

Esta nueva mecánica de gasoil viene combinada con un catalizador SCR, que funciona con el aditivo de urea AdBlue, que posibilita que los gases que salen por el tubo de escape sean menos nocivos al reducir en gran medida los óxidos nitrosos. Viene asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades y cuenta con tracción delantera.

El motor diésel que equipaba el Ateca que se lanzó hace tres años de 150cv, con tracción delantera y cambio manual, era previsiblemente una de las combinaciones que más se iban a vender. Pero poco después, la marca suspendió la comercialización de esa versión por un problema de homologación.

Ahora, se ha introducido la versión “limpia” de la misma mecánica. Al volante demuestra mucha fuerza, tanta que acelerando a la salida de las curvas comprometía la tracción si la demanda de potencia era alta y también al hacer lo mismo en recta en marchas cortas. Sin duda, goza de suficiente potencia para disfrutar del vehículo. No hace falta más.

Además de acelerar mucho, la respuesta de este propulsor es buena desde pocas revoluciones, lo que aumenta el agrado de uso, pues no hay que recurrir frecuentemente al cambio de marchas, beneficia en consumo y en confort, con muy baja sonoridad.

El tacto de la palanca de cambio es bueno, las marchas entran con facilidad y a la vez con suavidad. Este Ateca 2.0 CR TDi, cuyos gases de escape están tratados con un sistema de reducción catalítica SCR, que funciona con AdBlue, mantiene las características del motor al que sustituyó.

Interior de calidad

El habitáculo es más amplio y práctico que lujoso y confortable, pero es indudable que reúne una alta presencia. Todos los materiales que recubren el interior aparentan una calidad alta o normal. No dan impresión de lujo. Los de la parte superior son acolchados y de tacto agradable. Los de la parte baja son más duros pero igualmente buenos. Es fácil familiarizarse con el puesto de conducción porque todos los mandos están distribuidos de la forma clásica en los modelos de la marca: muy lógica y con todo a la vista.

El Ateca mide 4,36 m de longitud y su carrocería está bien aprovechada y hay espacio para que cinco personas vayan a gusto. En lo que sobresale frente al resto es en la altura disponible desde las banquetas hasta el techo, especialmente detrás, donde resulta el mejor de los SUV comparables, por lo que puede ser un modelo muy interesante para quien tenga hijos o familiares de cierta estatura.

Los paneles de las puertas y la consola también son altos y los cinturones delanteros no tienen regulación en altura. Para ver mejor durante las maniobras a corta distancia y para que el cinturón pase a la altura correcta del torso puede ser conveniente subir la banqueta. En cualquier caso, la visibilidad solo es muy buena hacia delante, pero no hacia atrás ni hacia los lados.

Las plazas traseras no están pensadas para llevar tres personas. La zona central sobresale, es dura y no se puede ir cómodo en ella. Además, el piso no es plano y molesta para colocar los pies. Por anchura en estas plazas este modelo está más cerca de los más amplios que de los más estrechos.

El Ateca demuestra su espíritu familiar por los huecos de que dispone, varios para las pequeñas cosas que se manejan en el día a dia. Hay espacios suficientes para ello, como los habituales: guantera en el salpicadero, cajón bajo el apoyabrazos central, hueco en la consola (delante y detrás) y en las bolsas de las puertas, de tamaño grande estos últimos para lo que suele ser normal.

Para las plazas traseras hay de serie aireadores entre los asientos delanteros, que se pueden abrir y cerrar pero no se regula la temperatura del caudal como en otro modelos de la competencia, incluso dentro del grupo alemán. Se echan en falta bandejas plegables en los respaldos de los asientos delanteros.

En parte inferior de la consola se puede instalar un sistema de recarga inalámbrica para teléfonos móviles, que tienen que ser compatibles con esta forma de alimentar la batería, que también amplifica la señal de la antena. Nuestra unidad lo llevaba.

El maletero tiene 510 litros de capacidad (485 l en las versiones de tracción total) a costa de emplear una rueda de repuesto de emergencia. Es un volumen grande para un coche de este tamaño, aunque es inferior a la del maletero de un León ST, la versión con carrocería familiar, que tiene 587 litros, pero mayor que la de todas sus alternativas con carrocería de tipo todoterreno.

Para ocultar el equipaje hay una bandeja rígida que se eleva a la vez que el portón y no una cortinilla enrollable, por lo que se evita el tener que manipularla si se quieren meter objetos grandes o llegar a la parte final del maletero.

Estabilidad y confort

El Ateca ofrece un compromiso muy acertado entre estabilidad, confort y prestaciones. Es uno de los modelos de estas características cuyas reacciones son más parecidas a las de un turismo, con un paso por curva bastante rápido y sin que se aprecie subviraje alguno.

La suspensión, además de controlar bien los movimientos de la carrocería, absorbe de manera suave la energía del movimiento de la rueda al pasar por los baches lo que le hace un vehículo cómodo.

Este SUV intermedio en la gama Seat tiene 189 mm de altura libre al suelo, y no es un modelo ideado para un uso exigente fuera de carretera pero seguramente su capacidad sea mayor que la que vayan a necesitar la mayoría de sus propietarios. En un pequeño trazado off road demostró buenas cualidades, lo cual le hace útil para superar zonas camperas sin demasiado dificultad. Si s va a utilizar a menudo en este tipo de superficies es aconsejables adquirir una versión con tracción total, con sistema Haldex de quinta generación. Y montar unos neumáticos adecuados.

Completo y con mucha seguridad

De los múltiples acabados que Seat dispone para este modelo, el Xcellence de nuestra unidad se sitúa en la parte media, con un equipo de serie bastante completo.

Desde el nivel básico o Style son de serie el sistema de detección de fatiga del conductor, asistente de arranque en pendiente y las llantas de aleación de 17 pulgadas, que para nuestro caso eran de 18”, que se sumaban a unas molduras de la carrocería diferentes, sistema de apertura y arranque sin llave, cámara de visión trasera y tapicería de Alcántara.

También montaba de origen luces largas automáticas con faros con diodos led para realizar todas las funciones de iluminación, un sistema llamado luz de bienvenida, que proyecta en el suelo el nombre del coche, y una silueta de la carrocería cada vez que se presiona el botón de apertura del mando, mediante una luz colocada en la base del retrovisor.

El equipamiento de seguridad es abundante. Entre los asistentes a la conducción que puede tener están el programador de velocidad activo, el sistema es capaz de adaptar la velocidad hasta detener el vehículo completamente, retomar la marcha y mantenerlo dentro del carril hasta a unos 60 km/h; freno de emergencia con detección de obstáculos; reconocimiento de señales de tráfico; sistema de detección de vehículos en el ángulo muerto; sistema de detección de tráfico cruzado (previene de colisiones con otros vehículos que circulan por la vía a la que el coche se incorpora al salir de un aparcamiento marcha atrás; avisa e incluso llega a frenar automáticamente); sistema de frenado automático postcolisión y el conjunto de cámaras que generan una visión cenital del vehículo para ayudar durante las maniobras de aparcamiento (opcional).

Hay dos sistemas multimedia disponibles, uno con pantalla de cinco pulgadas y otro con una de ocho pulgadas que, además de conexiones USB y para tarjetas SD tiene conectividad a Apple y Android y función Mirror Link, que permite ofrecer la imagen de un dispositivo móvil en la pantalla del equipo multimedia y da compatibilidad para enlazarlo con dispositivos móviles.

FICHA TÉCNICA    

Motor

1.968 cc. Motor de gasolina de inyección directa con turbo e intercooler, 4 cilindros en línea. Caja de cambios manual de 6 velocidades. Tracción delantera. Potencia: 150.

Prestaciones y consumos

Velocidad máxima: 200 km/h. Aceleración de 0 a 100 km/h: 8,8 s.

Consumo mixto en prueba: 5,6 1 l/100km. Consumos oficiales. Mixto: 4,7 l/100km. Urbano: 5,1 l/100km. Extraurbano: 4,1 l/100km.

Emisiones de CO2

124 gr/km (Euro 6).

Dimensiones y capacidades

Longitud: 4.363 mm. Anchura: 1.841 mm. Altura: 1.601 mm. Peso en vacío: 1.453 kg. Capacidad maletero: 510 litros. Capacidad del depósito de combustible: 50 litros.

LO MEJOR

Comportamiento. Confort de marcha. Consumo y emisiones. Sistemas de seguridad.

LO PEOR

Plaza central trasera. Precio sin campaña.

PRECIO: 32.400 euros

(Aparte posibles campañas de descuento y financiación de la marca, y los extras que incorpora)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí