Ayuntamiento de Majadahonda publica consulta previa para regular el Área de Mínima Contaminación en el municipio

91

Se ha publicado la consulta previa por parte del Ayuntamiento de Majadahonda para la aprobación de la ordenanza municipal que regula la Zona de Bajas Emisiones (Z.B.E.) del municipio.

La implementación de la área de mínima contaminación es un requerimiento legal según la Ley 7/2021 que establece en su artículo 14.3 que los municipios con más de 50.000 habitantes, como es el caso de Majadahonda, establezcan una Z.B.E. en su localidad.

Vale la pena destacar que la Z.B.E. de Majadahonda no limitará de forma permanente el acceso a los vehículos registrados en el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica (I.V.T.M.) de Majadahonda.

Asimismo, siempre se permitiría el acceso a vehículos de emergencia, transporte público, vehículos de movilidad personal, motocicletas, transportistas profesionales, carga y descarga, talleres mecánicos, así como vehículos destinados al transporte de personas con movilidad reducida.

Todas estas podrían ser consideradas excepciones de manera enunciativa, pero también susceptibles de ser ampliadas.

En una etapa primaria, desde la implementación de la nueva regulación y hasta la instalación de los sistemas de control de la Z.B.E, no se aplicarán limitaciones al tráfico.

En una etapa posterior, a partir de la instalación de los sistemas de control, y siempre a partir del año 2026, únicamente se restringirá el tráfico en la Z.B.E. a aquellos vehículos sin distintivo medioambiental que paguen el mencionado impuesto en otro municipio.

En una tercera etapa, planificada originalmente a partir del año 2028, esta restricción se ampliará también a los vehículos con distintivo B que cancelen el I.V.T.M. fuera de Majadahonda.

Es fundamental destacar que todos los  automóviles registrados en el I.V.T.M. del Ayuntamiento de Majadahonda, independientemente de si cuentan o no con distintivo medioambiental, podrán transitar sin restricciones por toda la localidad, sin ninguna excepción, hasta el año 2030.

Exoneraciones

Asimismo, la entrada al estacionamiento de la área céntrica siempre estaría exonerada, así como el túnel subterráneo de Gran Vía que une la calle Santa Bárbara con la Avenida de Reyes Católicos.

Además, es importante mencionar que la Z.B.E. sugerida para Majadahonda no implica ninguna exigencia económica adicional ni impone nuevas responsabilidades fiscales a los ciudadanos, lo que favorece la conciliación y el equilibrio en el crecimiento económico local.

Afortunadamente, es destacable mencionar que en la ciudad de Majadahonda se encuentra rodeada por amplias áreas arboladas que contribuyen a mantener un nivel general de calidad del aire óptimo.

Específicamente, el municipio está cercado por el Monte del Pardo en el norte, el Monte del Pilar en el este, el Monte de las Encinas en el sur y la Dehesa de Majadahonda en el oeste.

Gracias a esto, los actuales medidores no muestran una verdadera problemática de contaminación en la ciudad.

Además, es importante recordar que la suma de los vehículos sin etiqueta y con etiqueta B no supera el 11% del parque automotor actual del municipio.

El resto de los vehículos cuentan con etiqueta Cero, Eco o C.

Se tiene planeado implantar un sistema completo para vigilar la implementación de la futura área de reducción de emisiones, el cual estará conformado por cámaras de vigilancia de ingresos, una estación del tiempo, múltiples pantallas interactivas informativas, además de sensores para detectar sonidos y gases.

Perímetro

El perímetro se establecería en las cercanías de la Gran Vía majariega, más precisamente, en las calles comprendidas dentro del área que conforman el Doctor Calero, la Avenida de España, la calle Santa Bárbara/Plaza de Colón, la calle Santa Catalina, la calle Real Alta y la calle de la Iglesia.

En total, abarcaría más de 220.000 metros cuadrados de superficie, donde predomina una planificación urbana denominada como ‘más hermética’ según criterios técnicos.

Una vez finalizada la etapa de participación ciudadana vigente que tendrá una duración de 30 días consecutivos, y después de analizar las objeciones presentadas, se someterá a votación en el Pleno la aprobación de una  normativa local que especificará las medidas precisas a implementar.

En cualquier evento, todas las medidas aprobadas podrán ser modificadas en el futuro para adecuarse más en profundidad a las cambiantes requerimientos de la urbe, si existiesen.